El cineasta George Lucas dirigió "Star Wars: Una nueva esperanza". Fue guionista y productor ejecutivo en las dos siguientes películas de la saga. | Fuente: Lucasfilm

Star Wars” como la conocemos hoy tuvo un origen muy distinto entre los borradores iniciales de George Lucas. De hecho, probó demasiadas historias posibles —y diversos personajes— para llegar al resultado de la primera película, “Star Wars: Una nueva esperanza”, que dio inicio a una franquicia sumamente exitosa en el cine.

Desde “American Graffiti”, y sus primeras incursiones en el cine, Lucas siempre tuvo la idea de trabajar una película al estilo “Flash Gordon”, una aventura espacial que nació en los cómics. Sin embargo, no se sentó a escribir el guion hasta febrero de 1973, según su biografía no autorizada “George Lucas: Una vida”, de Brian Jay Jones.

Me di cuenta que lo que en realidad quería hacer era una fantasía de acción contemporánea”, se sinceró sobre su más preciado proyecto durante una entrevista para American Film, en 1977.

PRIMER BORRADOR

George Lucas comenzó a crear los nombres de los planetas y personajes, antes de la historia. Luke Skywalker fue uno de los que estuvieron presentes desde el inicio, así como Han Solo, Alderaan, Yavin y otros detalles que realmente sobrevivirían las numerosas ediciones que hizo al guion de “Star Wars”.

El primer fragmento de la historia se tituló “El diario de los Whills”, irónicamente inspirándose en las caricaturas de Disney. Este contaba la historia de Mace Windy, quien era un sacerdote Jedi-bendu. Después, volvió a replantearse el relato al inspirarse nuevamente en “Flash Gordon” y sumó a “La fortaleza escondida” de Akira Kurosawa.

En ese borrador, Luke Skywalker ya aparece como un protagonista, pero en la piel de un general mayor que protegía a una princesa. El director editó una y otra vez el manuscrito hasta dar con la cinta que cambiaría su vida por completo.

George Lucas se inspiró en su esposa Marcia, acompañada de su perro, para crear la escena de Han Solo y Chewbacca en el Halcón Milenario. | Fuente: Disney

Cabe destacar que, Lucas era un aficionado de los autos, un detalle necesario que aplicó tanto en “American Graffiti” como en “Star Wars”. Pese a que en esta última no existían autos, él incluyó las complejas batallas de naves espaciales y mostró un sinfín de estos modelos en la pantalla grande.

Mientras que otras situaciones cotidianas dieron origen al nombre de R2-D2 o la imagen al interior del Halcón Milenario, gracias a su esposa Marcia y el perro como copiloto en su auto.

En sus negociaciones con Fox, el éxito que obtuvo su película “American Graffiti” tuvo mucha influencia en el momento que George Lucas ponía sus propias condiciones sobre la mesa. En su mayoría, los acuerdos fueron beneficiosos para el visionario cineasta, quien inclusive apostó —sin pensar en el riesgo— por los derechos de los juguetes de la franquicia.

El primer póster de "Star Wars". | Fuente: Lucasfilm

Inicialmente, la película se tituló “The Star Wars”, y después de su estreno pasaría a cambiarse por “Episodio IV: Una nueva esperanza”, como todos conocemos a la historia que fue solo el principio de un largo viaje a una galaxia muy, muy lejana.

Sepa más:
¿Qué opinas?