| Fuente: EFE

El 15 de setiembre del 2008 un terremoto financiero sacudió a Estados Unidos y luego se expandió por el mundo. Lehman Brothers, el cuarto banco de inversión más grande del planeta se declaraba ese día en bancarrota, azuzando la crisis global que golpeó a todas las economías, incluyendo a la peruana.

Hoy que se cumplen 10 años de ese colapso generado por la explosión de una burbuja financiera en Estados Unidos, es útil preguntarnos si nuestra economía está más preparada ahora para afrontar una crisis mundial en comparación con el 2008. 

Más fuertes

 Desde Nueva York, el presidente del Banco Central de Reserva, Julio Velarde, explicó a RPP Noticias que nuestras defensas han mejorado en la última década. 

"(Estamos) mucho más fuertes, nuestras resevas son más altas, hemos aprendido a desarrollar instrumentos que nos permiten intervenir (en el mercado cambiario) sin vender dólares, la deuda pública que antes era 65% en dólares, ahora está 65% en soles. En general estamos bastante bien, no hay ninguna duda", señaló desde el XIV Road Show inPeru que se realiza en Nueva York para buscar inversiones. 

Agregó que el Perú tiene acceso también a líneas de crédito flexibles que se podrían utilizar de ser necesario. "Estamos en mejor pie, claramente", dijo. 

No es lo mismo

Sin embargo, Velarde es claro en señalar que la actual guerra comercial que está haciendo temblar a los mercados internacionales y a otras economías no se puede comparar con la deblacle del 2008. 

 "El 2008 fue casi una depresión. Fue la intervención de los bancos centrales lo que al final evitó que fuera una Gran Depresión, pero nadie ve ese escenario ahora", señaló. 

Los motivos y efectos de la crisis

Y es verdad. La crisis de Lehman Brothers, el cuarto banco de inversión más grande de Estados Unidos y uno de los más importantes del mundo, fue la confirmación de lo que se sentía venir: que la entrega irresponsable de hipotecas subprime o basura por parte de la banca estadounidense iba a generar un colapso del sistema financiero que iba a arrastrar consigo al mundo. 

Se calcula que solo en Estados Unidos se perdieron 22 billones de dólares. En el 2009, el Producto Bruto Interno (PBI) mundial cayó 1.68% y  el PBI de Estados Unidos se contrajo 2.78%, de acuerdo con datos del Banco Mundial.

 En el Perú, el escenario fue distinto. En ese entonces, el ritmo de avance de la economía cayó de casi 10% en 2008 a menos de 1% en 2009, las exportaciones se desplomaron más de 15%, pero igual estuvimos lejos de la recesión que afectó a los países más poderosos del mundo. 

Y esta fortaleza se repetiría ahora si algún fenómeno genera una nueva debacle mundial, según Alberto Morisaki, gerente de Estudios Económicos de la Asociación de Bancos (Asbanc).

"Tal como pasó en esa epoca, el Perú se encuentra igual de preparado, incluso te podría decir que está más preparado. Si bien nos afectó y el crecimiento económico disminuyó, el Perú fue uno de los países que menos sufrió esa crisis y el sistema bancario también", señala. 

Como prueba de esta fortaleza, el ministro de Economía Carlos Oliva cita el relativo poco efecto que ha tenido el actual nerviosismo global sobre las variables económicas, lejos de la crisis que enfrentan países como Argentina o Brasil. 

"El tipo de cambio prácticamente no se ha movido y el riesgo país está disminuyendo. Entonces realmente cuando uno ve la perspectiva global, uno puede darse cuenta que las fortalezas que tenemos dentro del manejo macroeconómico, la política monetaria, la política fiscal, están siendo de muchísima ayuda para poder resistir estos embates de la turbulencia internacional", explicó Oliva. 

¿Llegará pronto una nueva crisis? El banco JP Morgan pronostica que podría darse en el 2020, pero lo que queda claro es que aprendimos de nuestros errores y que una hecatombe global como la de hace 10 años hoy nos encontraría incluso mejor preparados. 

0 Comentarios
¿Qué opinas?