Argentina
El consumo de carne de los argentinos cayó a su mínimo histórico en 2020, unos 49.7 kilogramos por persona, debido a la caída del poder adquisitivo. | Fuente: EFE

El Gobierno de Argentina anunció que se suspenderán las exportaciones de carne vacuna, uno de los motores de su economía, durante un periodo de 30 días con la finalidad de frenar la inflación para que "el mercado interno se ordene".

La decisión fue tomada mientras se ultiman "medidas de emergencia" contra el aumento de los precios en el mercado interno.

"No podemos seguir viendo cómo la carne crece en los precios sin ningún justificativo. Lo más llamativo es que crece el precio de la carne y baja el consumo. No es que el precio sube porque la demanda crece. Hoy estamos consumiendo el nivel más bajo de carne. Y crecen los precios sin parar", dijo el presidente argentino, Alberto Fernández, en declaraciones a Radio 10.

El mandatario de Argentina señaló que se debe volver a poner el precio de la carne en sintonía con la capacidad de comprar de los ciudadanos y "no con la capacidad de compra de quien exporta del exterior".

"Cada vez es menor el peso del novillo que se faena, lo único que aumentó fue el precio de la carne, que pasó de 250 pesos (US$ 2,66) a alrededor de 800 pesos (US$ 8,50) el kilo de asado, por tomar un ejemplo. Esto quiere decir que la apertura y la libertad no es verdad que favorezca a los mercados. Favorece siempre al más poderoso, en este caso el que produce", comentó.

El Ministerio de Desarrollo Productivo de Argentina indica que esta medida para ordenar el funcionamiento del sector también implica "restringir prácticas especulativas, mejorar la trazabilidad de las exportaciones y evitar la evasión fiscal en el comercio exterior". 

Ante esto, la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias ha convocado a un cese de comercialización de todas las categorías de hacienda vacuna del 20 al 28 de mayo.

Argentina era uno de los países con mayor consumo de carne de vaca, sin embargo esta ha caído a su mínimo histórico por la situación económica. Solo en el primer cuatrimestre del año la inflación acumulada fue 17.6 %.

El año pasado la exportación de carne vacuna llegó a las 900 mil toneladas, con ingresos por encima de los US$ 2,000 millones y asegurando un alto porcentaje de la producción total de carne para que se comercialice en el mercado interno, pero el consumo está en los niveles más bajos de los últimos 100 años.

Según la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de Argentina (Ciccra), actualmente el país exporta el 28.9 % de lo que produce (frente a un 8 % en 2015) y el 71.1 % lo consumen internamente.

(Con información de la Agencia EFE).