Los mercados bursátiles asiáticos experimentaron hoy pérdidas causadas por la difusión de datos flojos de la producción en China y la economía en Estados Unidos, con el trasfondo de los problemas en Europa.

El Nikkei retrocedió por tercera jornada consecutiva a causa de un nuevo fortalecimiento del yen motivado por la desconfianza que plantea a los inversores el euro, y de la publicación de datos poco convincentes de China y Estados Unidos.

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio se contrajo 102,48 puntos, el 1,20 %, y quedó en 8.440,25 unidades, mientras que el índice Topix, perdió 10,56 puntos, un 1,47 %, hasta los 708,03 enteros.

 La Bolsa de Shanghái tuvo una subida de un 0,05 por ciento, luego de concluir las últimas dos jornadas con pérdidas desde que Pekín desmintió que fuera a aplicar un plan de estímulo económico.

 El índice general de Shanghái concluyó así hoy su cotización diaria en 2.373,44 puntos, un 0,05 por ciento a la alza, o 1,2 puntos por encima del cierre de ayer.

 El mercado bursátil de Hong Kong decreció 54 puntos, un 0,29 %, y el índice referencial Hang Seng que se situó en los 18.575,52 activos.

 La Bolsa de Seúl bajó después de que nuevamente las incertidumbres que rodean a la persistente crisis de deuda de algunos países de la UE afectaran negativamente a las posiciones de los inversores.

 El índice referencial Kospi cayó 8,96 puntos, el 0,49 %, hasta 1.834,51, mientras el tecnológico Kosdaq, por el contrario, avanzó 0,19 puntos, el 0,04 %, hasta los 472,13 enteros.

 En Tailandia, la Bolsa de Valores de Bangkok cedió 26,31 puntos, un 2,30 %, y el índice SET se instaló en el nivel 1.115,19 al cierre.

 En Singapur, la Bolsa de Valores de la ciudad-Estado bajó 26,83 enteros, un 0,97 %, y el índice Straits Times se colocó en el nivel 2.745,71.

 En Malasia, el parqué bursátil de Kuala Lumpur mermó 7,08 puestos, un 0,45 %, y el índice KLCI acabó en los 1.573,59 enteros.

EFE