El Gobierno peruano está evaluando la posibilidad de que el estatal Banco de la Nación intervenga en la comercialización del oro de los pequeños productores, para formalizar una actividad que no respeta los estándares medioambientales, dijo el jueves el ministro del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal.

La minería informal o ilegal del oro viene creciendo fuerte en Perú y su actividad ha duplicado la deforestación de los bosques amazónicos de Madre de Dios, la de mayor biodiversidad del país y uno de los pulmones más grandes del planeta.

Pulgar-Vidal afirmó que el estudio para que el Banco de la Nación compre oro a los pequeños productores no ha sido aún discutido a nivel de gabinete. La medida busca formalizar la minería ilegal que usa mercurio para la extracción del oro de los lechos de los ríos de la región Madre de Dios.

"Estamos evaluando la pertinencia que pueda tener el hecho de que el Banco de la Nación intervenga o alguien parecido", dijo Pulgar-Vidal en conversación con Reuters.

"Es un tema que el Presidente ha pedido evaluar para luego, con los estudios correspondientes, tomar una decisión", acotó.

La minería no sólo afecta los bosques y ríos sino también a los pobladores de Madre de Dios, donde 8 de cada 10 personas en su capital tienen el nivel de mercurio tres veces más alto que el recomendado por la Organización Mundial de la Salud, según un estudio de la Universidad de Stanford.

En tanto, el nivel de mercurio de las comunidades indígenas es cinco veces mayor, mientras que en las personas que trabajan en las zonas mineras es ocho veces mayor, según el estudio.

El ministro dijo que la evaluación recoge la experiencia de países vecinos donde interviene la banca estatal, como la Caja Federal de Brasil. Esto "puede ser un buen aliciente", agregó.

Pulgar-Vidal precisó que se evalúa también facilitar a los pequeños productores de oro a que se asocien en pequeñas cooperativas o empresas y así comercializar con el Estado.

"Todo esto se está analizando y forma parte de la estrategia de saneamiento del Gobierno que significa cortar un poco las ramas de esta actividad de minería informal", afirmó.

Perú es el sexto productor mundial de oro y Madre de Dios es responsable de alrededor del 13 por ciento del suministro local.

El Gobierno de Ollanta Humala ha ampliado hasta abril del 2014 un plazo para formalizar a pequeños mineros, incluyendo al sector de Madre de Dios, que quieran respetar el medio ambiente.

Pero advirtió que acabará con las "mafias" organizadas que alientan la minería ilegal para lavar dinero ilícito.

Los ingresos de los mineros informales ascienden a casi 2.000 millones de dólares anuales en Perú, según expertos.

En el 2010, seis personas murieron durante un paro de mineros ilegales contra leyes que excluyeron zonas de Madre de Dios aptas para la minería y prohibieron el uso de dragas.

REUTERS