La corrupción y la poca independencia del Poder Judicial afectan la competitividad. | Fuente: Andina

La reciente fuga a España del exjuez supremo César Hinostroza no solo alimenta una sensación de impunidad cada vez mayor, sino que evidencia las limitaciones del Estado para emprender una lucha efectiva contra la corrupción.

El Director Ejecutivo del Banco Mundial para Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay, Máximo Torero, sostuvo que nuestro país ya ha perdido bastante por la corrupción, sobre todo, por la que se filtra en las obras públicas.

“Hemos perdido bastante por la corrupción, por el problema del caso Odebrecht enorme, se ha perdido incluso puntos del PBI porque se congeló todo porque se tenía que paralizar todo por las investigaciones. Espero que con los cambios que se están haciendo se pueda mejorar”, sostuvo.

En el último Ranking de Competitividad del Foro Económico Mundial, Perú pierde tres posiciones y se ubica en el puesto 63 de 140 economías, debido al avance de la corrupción y la poca independencia del sistema de justicia.

Jalados en infraestructura

En cuanto a desarrollo de infraestructura también estamos jalados en este ranking. Torero menciona que Perú todavía tiene grandes brechas en conectividad que nos hacen menos competitivos.  

“Perú está muy bien en electricidad, Perú está muy bien en lo que es tecnologías de la información, falta un poco en conectividad de banda ancha. Perú está mal en carreteras y Perú está mal en todo lo que es agua, saneamiento e irrigación. Y, además, en aeropuertos y ferrocarriles”, explicó el funcionario del Banco Mundial.

Ahora en términos de capital humano las perspectivas tampoco son alentadoras. Perú se ubicó en el puesto 72 de 157 países con 0.59 puntos en un índice del Banco Mundial que evalúa la educación, salud y supervivencia de los recién nacidos y cómo afectará esto en su desarrollo.

“Perú tiene un numero de 0.59 que quiere decir un 59%, es decir, que está al 59% de lo que Perú podría llegar, el máximo es 100%, estamos 41% por debajo de lo que podríamos llegar”, agregó.

Estos indicadores muestran, según Torero, que Perú debe emprender las grandes reformas de fondo para alcanzar un crecimiento a mediano y largo plazo que garantice el bienestar de la población. Una difícil tarea en un entorno enrarecido por la corrupción y la impunidad.

¿Qué opinas?