En los últimos meses se ha incrementado el uso de tarjetas de crédito en el Perú. | Fuente: Andina

Los peruanos compran cada vez más con la tarjeta de crédito. Solo en agosto de este año el uso de este medio de pago creció 8.2% respecto al año pasado, su mayor nivel desde diciembre del 2016, según el Banco Central de Reserva.

En medio del calentamiento del uso del dinero plástico, aquí te traemos cinco consejos para usarlo adecuadamente y no sobre endeudarte.

1. El uso ideal: El pago directo

Recuerda que la línea de crédito no es una extensión de tu sueldo, sino un mecanismo para acceder a productos que no puedes pagar en ese momento por su alto valor. Por eso, la manera más responsable de usar la tarjeta es solo consumir con ella lo que puedes pagar a fin de mes, ya que no generarás intereses y solo tendrás que pagar el seguro de desgravamen.

En algunos casos las tarjetas cuentan con programas de puntos o millas y esta práctica podría ayudarte a aprovechar estos beneficios sin quedar sobreendeudado.

2. ¿Cuándo comprar en cuotas?

Sin embargo, muchas veces necesitas comprar productos de alto valor, como un televisor o una refrigeradora, pero no tienes todo el dinero para pagarlo de golpe a fin de mes.

En ese caso, puedes raccionar las compras en cuota mensuales para mantener ordenado tu presupuesto sin caer en moras. Recuerda que para gozar de una buena salud financiera debes evitar que las cuotas de cada mes superen el 30% de tus ingresos mensuales.

Jorge Carillo, profesor de Pacifico Business School, advirtió que la comida del mes o los viajes de vacaciones no deberían pagarse en cuotas de tarjeta de crédito, ya que el tiempo que una persona queda endeudada es mayor el tiempo en el que "se disfruta" de la compra.

La disposición de efectivo es la práctica que a toda costa debes evitar, porque es un dinero muy caro y paga muchos intereses. | Fuente: Andina

3. Usos prohibidos

La disposición de efecto de la tarjeta de crédito en cajeros automáticos es el uso que por ningún motivo debe hacer un cliente con el dinero de plástico. Estos retiros casi siempre están sujetos a comisiones por el servicios y son los más caros del sistema financiero ya que un usuario puede llegar a pagar hasta 120% de intereses.

Si tienes libre parte de tu línea de crédito, puedes usar los llamados "créditos efectivos", que son préstamos préstamos pararlelos de tu tarjeta de créditos, que siempre se pagan en cuotas y pagan menos intereses que disponer de efectivo en el cajero. 

4. Cómo manejar los atrasos

Nadie está libre de que un imprevisto o un gasto de emergencia nos obligue a financiar un gran gasto con la tarjeta de crédito, lo que puede generar que a fin de mes no lleguemos con el dinero para pagar la cuota.

En ese caso, puedes hacer uso del pago mínimo, con el que evitarás que el banco reporte el no pago de la cuota que te tocaba a fin de mes. Sin embargo, este monto cubrirá casi exclusivamente los intereses de tu préstamo y muy poca parte del capital, por lo que es recomendable pagar más del mínimo para no ahogarse en deudas.

Si es inevitable caer en el atraso, puedes acercarte a tu banco para evaluar qué alternativas tiene para pagar su deuda, de acuerdo con tu real capacidad de pago.

5. Evalúa otro tipo de créditos

Ten en cuenta que las tarjetas de crédito son el producto financiero más caro para las personas, ya que en promedio se tiene que pagar 50% de intereses al año cuando se hace uso del plástico.

Si tienes un gasto fuerte, que de todas maneras vas a pagar en cuotas, lo más recomendable es que busques un crédito personal, cuya tasa de interés en promedio oscila entre el 20% y 30% al año, muy por debajo de las tarjetas de crédito.

Ya lo sabe, antes de endeudarse con el plástico, calcule bien cuánto le costará realmente para no terminar quemando su bolsillo y con ellos sus finanzas personales.

0 Comentarios
¿Qué opinas?