Contador es setenciado a 8 años de cárcel por defraudación tributaria

Según la Sunat, José Chancafe Liza utilizó comprobantes de pago falsos para sustentar operaciones comerciales que no se realizaron, permitiendo disminuir el pago del IGV y el IR.
Andina

La Sala Penal Liquidadora Transitoria de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque condenó a ocho años de prisión efectiva al contador José Chancafe Liza, por ser cómplice del delito de defraudación tributaria en la modalidad de uso indebido del crédito fiscal.

Este caso fue detectado y denunciado por la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (Sunat).

Según informó el ente recaudador, Chancafe Liza utilizó comprobantes de pago falsos para sustentar operaciones comerciales que no se realizaron, permitiendo disminuir el pago del Impuesto General a las Ventas (IGV) y el Impuesto a la Renta (IR), beneficiándose irregularmente con el crédito fiscal y perjudicando al fisco por cerca de 109 mil soles (S/.108,856).

También fueron sentenciados su secretaria y asistente contable Nancy Díaz Uriarte, así como su cómplice César Monja Monja a cuatro años y seis meses de prisión efectiva, respectivamente, al conformar una mafia dedicada a la defraudación tributaria. El fallo determinó, además, que debían pagar una reparación civil de 50 mil soles.

Los sentenciados afrontaban el proceso desde el año pasado en que se condenó, por el mismo caso, a Máximo Santisteban Tejada, quien se acogió a la conclusión anticipada por la confesión sincera del delito cometido, siendo condenado a cuatro años de pena privativa de la libertad suspendida, condicionada al cumplimiento de reglas de conducta y el pago de la reparación  civil.

Como resultado de la labor de fiscalización y control de la Sunat, efectuada luego una auditoría integral a la empresas tras al detectar inconsistencias entre los ingresos declarados y los gastos realizados por la misma, el Poder Judicial encontró responsabilidad penal en el contador, la asistente contable y su cómplice.

Según las pruebas presentadas y de acuerdo a las versiones obtenidas, los sentenciados inducían a terceras personas para que utilicen su número de RUC y emitan comprobantes de pago que contenían operaciones no reales, evadiendo así los impuestos correspondientes y afectando gravemente al Fisco.

Este tipo de modalidad de defraudación viene siendo utilizada frecuentemente por malos contribuyentes que involucran a terceros en un delito y posible denuncia penal y embargos.

Por ello la Sunat recordó a los ciudadanos que no deben prestar su RUC para sustentar operaciones inexistentes ni su número de DNI para que lo designen como representante legal de una empresa “fantasma”.

Se informó que a la fecha el cómplice del contador, César Monja Monja, viene cumpliendo condena en el establecimiento penitenciario de Picsi por otra sentencia de defraudación tributaria, lo que demuestra que se habría especializado en utilizar modalidades de evasión para no declarar sus ingresos y perjudicar al Estado y los contribuyentes que si cumplen con sus obligaciones.