foto
Pruebas serológicas de diagnóstico de coronavirus pueden generar resultados falsos hasta un 50% de las veces, revela estudio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. | Fuente: Internet

Las pruebas rápidas o serológicas de diagnóstico de Covid-19 pueden arrojar resultados falsos en el 50% de los casos. Por ese motivo, no es recomendable confiar en ellas para permitir el retorno de trabajadores a sus centros de labores.

Esto fue lo que concluyeron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su siglas en inglés), una agencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. 

Según una nueva guía publicada en la web de los CDC, las pruebas que buscan evidencia de una respuesta inmune a la infección no son lo bastante precisas para tomar decisiones políticas importantes.

“Los resultados de las pruebas serológicas no deben usarse para tomar decisiones sobre la agrupación de personas que residen o son admitidas en entornos de congregación, como escuelas, dormitorios o instalaciones correccionales (...). No deben usarse para tomar decisiones sobre el regreso de personas al lugar de trabajo”, advierten.

En esa línea, la agencia explica que la cantidad de resultados incorrectos se relaciona con lo común que es el virus en la población que se está intentando diagnosticar.

“Por ejemplo, en una población donde la prevalencia (del virus) es del 5%, una prueba con una sensibilidad del 90% y una especificidad del 95% arrojará un valor predictivo positivo del 49%. En otras palabras, menos de la mitad de las pruebas positivas realmente tendrán anticuerpos”, añade.

Por ello, los CDC sostienen que los funcionarios de la salud o el personal médico deben usar la prueba más precisa que puedan encontrar y podrían necesitar evaluar dos veces a cada persona.