Uso de mascarillas
Anuncio está hecho, pero todavía no oficializado.

La cuarta ola por el nuevo coronavirus fue confirmada por las autoridades sanitarias en el país y como primera disposición el ministro de Salud anunció que los peruanos volverán a emplear mascarillas en los espacios públicos. Esto generó incomodidad en algunas personas debido a que que tendrán que preocuparse por un gasto más al mes.

Para nadie es un secreto que durante los primeros seis meses de la pandemia el precio de la mascarilla subió hasta más de 10 veces su valor; es decir, la unidad de una mascarilla KN95 pasó de S/1 a S/20 y la de tipo quirúrgica de S/0.20 a S/1.5.

Durante los primeros meses de la pandemia en el país, los ciudadanos tenían que gastar hasta S/100 para comprar 4 mascarillas KN95 y 30 quirúrgicas para protegerse durante un mes, pero quienes no contaban con el dinero suficiente usaron barbijos de tela, optaban por cubrirse con bolsas o reciclar mascarillas usadas, lavarlas y utilizarlas nuevamente a pesar de su baja efectividad.

Según Sandro Stapleton, presidente de Comsalud, gremio de salud de la Cámara de Comercio de Lima, el aumento del precio de las mascarillas obedeció a una falta de abastecimiento a nivel mundial. “Podíamos encontrar en China una mascarilla a US$2 que si le sumabas los impuestos le costaba al empresario unos S/10, si le sumas el transporte, en el mercado minorista el valor se duplicaba”, refirió.

Importación de mascarillas se normaliza

En el Perú, antes de la pandemia se importaban de US$30 a 40 millones en mascarillas al año. Cuando comenzó la pandemia en 2020 el monto de la inversión se elevó a US$427 millones. Fue en 2021 cuando hubo suficiente oferta y el monto se redujo hasta 105 millones de dólares. Actualmente, de enero a junio de 2022 la importación de mascarillas alcanza los US$44 millones.

¿Se incrementará el precio con el uso en espacios públicos?

Según Stapleton, las 3,000 empresas dedicadas a la venta de mascarillas en el Perú, que registra Comsalud, se quedaron con alrededor de 14 millones de mascarillas en almacén debido a que la demanda se redujo, por lo que ahora tienen que importar pequeñas cantidades pues buscan vender los remanentes de meses anteriores.

“Hay gente que se le quedó y ahora aprovecha para venderlas, pero ya no es lo mismo porque la gente ya está vacunada y nadie comprará 10 cajas de mascarillas para llevarse a su casa como lo hizo al principio de la pandemia”, refirió el especialista.

Por ello, descartó que el precio de las mascarillas que se venden al público se eleve pues hay suficiente disponibilidad en el país. Además, recordó que si bien en el Perú el gobierno ya adelantó el retorno del uso obligatorio de las mascarillas en los espacios públicos, la demanda del mercado no generará mayor impacto. Anotó que el país no es uno de los principales consumidores de este producto a nivel mundial por lo que no causará impacto en las reservas.