Foto
De acuerdo con el INEI, el empleo adecuado disminuyó en 23,6% en hombres y en 32,2% en mujeres, durante el trimestre noviembre 2020 y enero 2021, | Fuente: Internet

Las restricciones impuestas por la pandemia que generó la Covid-19 causaron un fuerte impacto en el nivel de empleo de toda América Latina, situación que ha afectado de manera desproporcionadamente las mujeres, según el Banco Mundial. Muestra de ello, es que las mujeres tuvieron 44% más probabilidades de perder su empleo que los hombres.

En Perú la situación no es distinta. Del total de la población desempleada, el 53.1% son mujeres y el 46.9% son hombres, según el último reporte del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). Natalia Manso, profesora de Pacífico Business School explicó algunas razones

"La pandemia ha castigado fuertemente a sectores y ocupaciones que requieren de actividad presencial y en los que las mujeres tenian presencia mayoritaria, como por ejemplo el comercio, la educacion, el turismo y el cuidado, cuidado de niños, adultos mayores y del hogar", detalló a RPP Noticias.

Lo cierto es que la excesiva carga que hoy tienen las mujeres en sus casas, por el cierre de los colegios limitan su tiempo para generar ingresos. Una encuesta de "Aprendo en Casa" demuestra que "por cada padre que acompaña en la enseñanza de su hijo, hay cinco madres haciendo lo mismo", por lo que la participación de las mujeres en la actividad económica se redujo 13% el 2020 en relación con el 2019, según INEI.

Retrocesos

Carolina Trivelli economista y asesora de Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) comentó que la pérdida de autonomía económica fue uno de los golpes más fuertes que ha dejado la pandemia para las mujeres

"Ha incrementado el número de las horas que deben dedicarse a tareas de cuidado no remuneradas, eso hace que las horas disponibles que tenían las mujeres para acudir al mercado laboral para generar ingresos se hayan visto reducidas. Han visto una pérdida en sus posibilidades de relacionarse con la actividad económica", comenta Trivelli.

En tan solo 10 meses de panemia, la participación de las mujeres en el espacio laboral retrocedió 20 años en América Latina, según un análisis del Informe de Riesgos Globales 2021 realizado por el Foro Económico Mundial (WEF),

"Antes de la pandemia, las mujeres representaban un 40% de la fuerza laboral en la región latinoamericana. Sin embargo, esta se redujo en al menos 10 puntos porcentuales. Esto se explica, ya que, el confinamiento ha evidenciado la sobrecarga que tienen las mujeres al estar en casa", indica el informe.

Los ingresos mensuales de varones y mujeres también marcan una diferencia. Según el INEI, los hombres ganan 30% más. Es decir, en promedio perciben S/1,750 al mes. Mientras que las mujeres solo S/1,374

Retos pendientes

La economista Janice Senfield detalló cuáles son las salidas para promover la presencia de las mujeres en el mercado laboral y los retos pendientes en el cierre de brechas.

"Es fundamental recordar que tenemos que seguir en la lucha continua por una mayor equidad y eso significa darle a cada uno según sus necesidades. Y porque tenemos que luchar por una protección social que nos cuide en ciscunstancias de tanta vulnerabilidad", resaltó a este medio.

Para reducir esta brecha, María José Gómez, directora de la Fundación Forge sostuvo que es "necesario trabajar la discriminación al interior de las familias y también de las empresas e instituciones", ya que de acuerdo a la Organización Internacional de Trabajo (2018) y en relación a los ingresos, la paternidad supone para los hombres un 5.9% de incremento mientras que para las mujeres, la “penalidad” por maternidad en el Perú es de 12.9%, evidenciando las expectativas de las empresas sobre quien recaerá la responsabilidad de la crianza y los cuidados familiares.

La pandemia ha profundizado a la desigualdad entre hombres y mujeres. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), alrededor de 13 millones de mujeres perdieron sus empleos en América Latina y el Caribe a causa de la Covid-19. Lo que generó que su participacion laboral refleje una caída historica de 5.4%.