Dólar detuvo su caída y BCR compró US$680 millones en la semana

Tipo de cambio terminó la jornada de hoy cotizando S/.2.579, monto ligeramente superior a los S/.2.578 de ayer, gracias a que el BCR intervino comprando US$150 millones.
Mario Zapata

El tipo de cambio detuvo la tendencia a la baja de los últimos días y terminó la jornada de hoy cotizando S/.2.579, monto ligeramente superior a los S/.2.578 del jueves, gracias a que el Banco Central de Reserva (BCR) intervino en el mercado cambiario comprando US$150 millones.

Con la compra de hoy, el BCR sumó compras por US$680 millones durante la semana en que la tendencia del billete norteamericano fue a la baja. Durante esta sesión, la máxima cotización fue de S/.2.581 y la mínima de S/.2.578.

Entres los resultados de la semana, el lunes 15 la cotización del dólar finalizó la sesión en S/.2.582, pese a la intervención en el mercado comprando US$130 millones, mientras que el martes se compró un monto similar por parte de la entidad monetaria que logro que el dólar suba ligeramente y llegue a S/.2.583.

Pero los dos días siguientes la caída continuó. El miércoles el tipo de cambio cayó hasta los S/.2.579 a pesar que el BCR intervino el mercado comprando US$150 millones.

La tendencia continuó el jueves. Nuevamente la entidad monetaria compró US$150 millones. Con estos resultados las compras netas del BCR para atenuar la caída de la moneda norteamericana suman casi US$11.000 millones. 

¿Guerra de monedas?
El reporte semanal de Macroconsult recordó que el ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, acusó recientemente a Estados Unidos de estar propiciando una “guerra de monedas”, que es un proceso de devaluación de la moneda nacional de un país o un grupo de países, que se produce como reacción a la devaluación de otro país o grupo de países.

“Manipular la tasa de cambio para obtener ventajas comerciales no es raro y no tiene que llevar necesariamente a una “guerra de monedas””, señala el reporte.

Explicó que Estados Unidos ha venido haciendo por varios años esa acusación a China y eso no llevó a retaliación,  fundamentalmente porque la ventaja comercial que obtenía China le permitía exportar a Estados Unidos productos manufacturados básicos muy baratos, que no compiten con producción nacional (lo hacen básicamente con producción de países emergentes) y benefician al consumidor estadounidense.