Afiliados recibirán apenas la cuarta parte de sus sueldo al jubilarse. | Fuente: Andina

Los trabajadores peruanos pueden vivir un verdadero drama en la vejez. Un reciente informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre el sistema de pensiones advierte que los jubilados recibirían una pensión ínfima en el otoño de su vida y plantea una serie de recomendaciones como reducir las “altas comisiones” que cobran las AFP

Los afiliados al sistema privado de pensiones recibirían entre el 22% al 25% de su sueldo al jubilarse, es decir, en el mejor de los casos la cuarta parte. Mientras que los que se encuentran en el sistema público se jubilarían con una pensión equivalente al 20% de su remuneración vigente, apenas la quinta parte.

“El sistema de pensiones podría reformarse para mejorar la protección social y reducir las inequidades, pero existen compensaciones significativas, que requieren consulta pública y comunicación cuidadosa”, anota el FMI.

En principio, el organismo plantea en el sistema privado reducir “las altas tarifas (comisiones) de administración de pensiones” que cobran las AFP para poder aumentar la pensión que recibirán los trabajadores al jubilarse.

Los peruanos que actualmente se jubilan en el sistema privado de pensiones reciben un abono mensual equivalente a la cuarta parte de su sueldo de trabajador. | Fuente: Andina

impacto en pensiones

“Varios cambios en los pilares contributivos podrían ayudar a elevar las tasas de reemplazo. Mejorar la organización en el sistema privado y reducir las tarifas en 0.5 puntos porcentuales aumentarían las tasas de reemplazo en más de 3 puntos porcentuales”, calcula el FMI.

Otro punto que recomienda el organismo en su informe es derogar la ley que permite a los afiliados del sistema privado de pensiones retirar el 95.5% de sus fondos de AFP al jubilarse.

En tanto, en el sistema público (ONP) plantear acortar el período mínimo de contribución de 20 años, lo que permitiría que más trabajadores de bajos ingresos reciban una pensión.

“La reducción del período mínimo de contribución de 20 años a 5 años elevaría la tasa promedio de reemplazo en más de 5 puntos porcentuales y reducirían las inequidades: los afiliados de ingresos más bajos tienen muchas menos probabilidades de alcanzar la marca de 20 años que los afiliados en segmentos de mayores ingresos, pero tienen implicaciones fiscales”, precisa.

Pensión 65

De otro lado, la enorme informalidad laboral que persiste en el país genera que el nivel de cobertura previsional sea bastante bajo. El FMI sostiene que justamente por eso el pilar no contributivo (Pensión 65) seguirá siendo importante e, incluso, sostiene que debe ampliarse.

Pero a más largo plazo, el organismo menciona que se debe buscar una reforma institucional más amplia para integrar mejor los pilares privado y público, considerando las compensaciones entre la adecuación de las pensiones, la cobertura y la sostenibilidad fiscal.

A marzo del 2018, dos de cada tres afiliados que retiran el 95.5% de su fondo tienen menos de 65 años. | Fuente: Andina
0 Comentarios
¿Qué opinas?