EFE

Grecia entregó a sus acreedores un nueva propuesta de ayuda a dos años pidiendo una reestructuración paralela de la deuda, informó la oficina del primer ministro Alexis Tsipras.

El comunicado se dio a conocer horas antes de que Atenas caiga en cesación de pagos por una deuda de 1.600 millones de euros que mantiene con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que vence esta medianoche.

"El gobierno griego propuso hoy un acuerdo a dos años con el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) para cubrir plenamente sus necesidades financieras y con una reestructuración paralela de la deuda", dijo el gobierno en un comunicado.

"Grecia sigue en la mesa de negociaciones", dijo el comunicado, al agregar que Atenas siempre buscaría una "solución viable para permanecer en la zona euro".

A tempranas horas del día, el ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis había señalado que hoy Grecia no pagaría al Fondo Monetario Internacional (FMI) el préstamo que le adeudan.

Por su parte, la ministra adjunta de Finanzas, Nadia Valavani, quien afirmó a la televisión pública que el pago tan solo sería posible si Grecia obtuviese hoy los 1.800 millones de euros de los beneficios de los bonos griegos en 2014 en manos del Banco Central Europeo (BCE).

EFE/REUTERS