El presidente de la Confederación Nacional Agraria (CNA), Antolín Huáscar dijo que son los intermediarios y comerciantes quienes suben los precios de los principales alimentos, perjudicando así la economía familiar peruana.

"Son ellos los que se aprovechan de la coyuntura y en el camino suben los precios. Quienes se beneficien son ellos y no los productores agrarios. Los precios de los productos no pueden dispararse, si en el campo los precios son los mismos. Hablamos de especulación, acaparamiento y aprovechamiento que es lo que finalmente sufren las amas de casa", aseveró.

Sin embargo señaló que la posible rebaja de aranceles al trigo que buscaría enfrentar el alza de precio de los granos a nivel internacional, con el fin de atenuar así su impacto en el país, sería un golpe bajo más contra los pequeños y medianos agricultores y productores del país.

"Nosotros no tenemos subsidio, uno cosecha y no ve la ganancia, porque los productos importados vienen más baratos y  entonces nos quiebran, prácticamente tenemos que echarnos al piso, el productor le debe al banco y cuando no puede pagarle termina rematando sus tierras", dijo.

Tales declaraciones las brindó durante la firma del Convenio de Cooperación Interinstitucional que suscribirá con la Confederación Nacional Agraria (CNA) y con la Asociación Nacional de Productores Ecológicos (ANPE), en el marco de las actividades preparatorias del IV Censo Nacional Agropecuario– IV CENAGRO.