Los confeccionistas del emporio comercial de Gamarra han colocado más de 35 mil camisetas de la selección peruana de fútbol en los últimos días, gracias a la expectativa generada por el partido de este domingo entre Perú y Colombia por las eliminatorias mundialistas.

Pedro Choque, confeccionista de Gamarra, dijo a RPP Noticias que cada taller de la zona ha fabricado unas 22 mil camisetas, de las cuales unas 7 mil se enviarán a provincias, otras 5 mil a Estados Unidos y el resto se venderán en Lima.

Las camisetas más demandadasson las de Paolo Guerrero, Juan “El Loco” Vargas y Claudio Pizarro, a pesar que este último no jugará el domingo por lesión.  Cada polo se vende al por mayor a 6 soles,  mientras que el precio unitario es de 10 soles. En tanto que las
camisetas de mayor calidad pueden llegar a 15 y 17 soles.

Choque detalló que la venta de la blanquirroja en las tiendas del emporio comercial “está fuerte desde el lunes”, y se espera un repunte entre hoy y mañana. Las que más se venden son las camisetas de hombre, pero también salen las de niños y mujeres.

Señaló que hace un mes los talleres de Gamarra iniciaron la confección de las camisetas del seleccionado patrio, produciéndose unas mil camisetas cada 10 horas.

Informó, además, que se está empezando la producción de otras 10 mil camisetas más para partido Perú-Uruguay, que se jugará el próximo 10 de junio en Montevideo.

Otros negocios

 Pero no  sólo la venta de camisetas se está dinamizando. Los restaurantes y bares de la capital, también esperan incrementos de al menos un 5% y el lleno total de sus locales.

"Hoy es viernes y ya estamos al 95% del total de nuestras localidades reservadas.Para esta tendremos una carta más reducida,  dado que el partido es a las 5 de la tarde. Por eso que los piqueos y bebidas como cocteles y cerveza, serán los más demandados", indicó
Elias Umbért, director gerente del Restaurant  Estadio Futbol Club.

 La cerveza será una de las bebidas que  más se consumirá este domingo para acompañar el encuentro deportivo. Según Backus, la venta de la famosa "chela", puede incrementarse en un 15% en las bodegas de barrio, mientras que en los bares futboleros, hasta en un 30%.