El presupuesto para atender la salud materno neonatal sirve entre otros para adquirir incubadoras para bebés, incubadoras de transporte, equipos ecógrafos - ultrasonido, oxímetro de pulso, respiradores artificiales o mecánicos, etc. | Fuente: ANDINA

En enero pasado el presupuesto público del sector Salud aprobado para el 2019 subió a más de 20 mil 647 millones de soles, sin embargo, a cuatro meses de terminar el año solo se ha ejecutado menos de la mitad de estos recursos, cuando en realidad ya deberían haberse gastado casi el 70%.

Gastos corrientes

Según explica José Ignacio Beteta, presidente de la Asociación de Contribuyentes del Perú, la mayoría del presupuesto del sector salud se usa para pagar planillas es decir sueldos así como comprar bienes o servicios, y menos del 20 por ciento se destina a obras e infraestructura como la construcción de hospitales.   

A propósito de la investigación que el Ministerio Público iniciará por la muerte de 30 bebés prematuros en la región Lambayeque por falta de incubadoras y respiradores artificiales, Beteta añade que apenas el 9 por ciento del presupuesto del sector salud se destina a la compra de medicinas y equipos médicos, quirúrgicos o de laboratorio como incubadoras.  

"En esta última partida se encuentran por ejemplo equipos médicos como incubadoras u otros equipos para tratar a pacientes y hacer exámenes diversos. A la fecha el Gobierno central solo ha ejecutado el 50% de este presupuesto y los gobiernos regionales el 45%, cuando deberían estar ya cerca del 70% de ejecución", sostuvo. 

Falta de gestión

¿Pero qué ocasiona estas deficiencias en la ejecución del gasto público? Para el ministro de economía, Carlos Oliva, en el caso de los recién nacidos fallecidos en el norte del país, no se trata de un tema de falta de presupuesto sino de gestión pública.

“En ese sentido la responsabilidad recae en los mismos hospitales pero naturalmente nosotros también tenemos que dar el apoyo y la asistencia técnica del caso para que se puedan ejecutar correctamente estos presupuestos”, agregó.

De acuerdo con un informe de la Asociación de Contribuyentes del Perú a la fecha no se ha gastado ni la tercera parte del presupuesto para la compra de medicamentos, que asciende a más de 837 millones de soles.

"Hasta el 31 de agosto, solo se ha ejecutado el 30% del presupuesto de medicamentos para cáncer y enfermedades no transmisibles y el presupuesto para vacunas se redujo en más de 490 millones de soles y aún así su ejecución no alcanza el 50%", comentó Beteta.

En resumen, el gasto total en salud engloba la compra de medicamentos, vacunas, programas para reducir la desnutrición crónica y la anemia, atender la salud materno neonatal, entre otros. Del presupuesto total el 48% es gestionado por el gobierno central, el 50% por los gobiernos regionales y solo el 2% por las municipalidades. 

La ejecución

El Gobierno Central transfiere un presupuesto anual a los pliegos presupuestarios, es decir las entidades públicas como por ejemplo el Gobierno Regional de Lambayeque. Esta institución a su vez desembolsa el dinero a las Unidades Ejecutoras encargadas de realizar las operaciones presupuestales como por ejemplo el Hospital de Chiclayo, que se encargará de comprar los equipos médicos que requieran.

Para ello, las entidades públicas, gobiernos regionales y locales hacen una programación del presupuesto total del año. El proceso presupuestario responde a un plan, objetivos, metas y estrategias.

Cabe resaltar que los recursos financieros se asignan en función a lo urgente, lo importante y lo necesario.

Durante la ejecución, los pliegos (Ministerios o Gobiernos Regionales) pueden realizar modificaciones al presupuesto designado inicialmente, algunas de las cuales las autoriza el propio titular del pliego y otras que requieren decretos de urgencia del Gobierno. Cualquier incremento del presupuesto total requiere un crédito suplementario que debe ser aprobado por ley del Congreso.

¿Qué opinas?