economía
En abril la economía del Perú cayó 40.9% debido a la pandemia | Fuente: Getty Images

La mayoría de sectores productivos del país registraron fuerte pérdidas en abril, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Los cinco rubros más golpeados por la crisis causada por la pandemia de COVID-19 son los de alojamiento y restaurantes, construcción, transporte y almacenamiento, comercio y servicios prestados a empresas.

Turismo

En el caso del sector de alojamiento y restaurantes se registró una pérdida de 94.55% a comparación de abril del 2019, pues la actividad fue practicamente nula.

El grupo de restaurantes cayó 99.59% ante las menores ventas en los negocios de pollerías, cevicherías, comida rápida, entre otros. Mientras que, el subsectro de alojamiento retrocedió un 99.55%.

Construcción

En el sector de construcción la caída fue de 89.72% debido al menor consumo de cemento y la paralización de obras públicas y privadas.

Transporte

Por su parte, el sector de transporte, almacenamiento, correo y mensajería registró una baja de 69.11%, según el INEI.

La disminución de 75.30% del subsector de transporte fue causado por la paralización obligatoria y el cierre de fronteras tanto en el transporte terrestre, aéreo y acuático.

Comercio

El sector de comercio registró una caída de 65.41% ante menor actividad de comercio mayorista, minorista y del comercio automotriz.

El comercio mayorista perdió en la venta de maquinaria y equipo, materiales de construcción y artículos de ferretería, combustibles, electrodomésticos, materiales ópticos, productos de tocador y cosméticos, productos textiles, prendas de vestir y calzado, entre otras.

Mientras que el comercio al por menor registró bajas en la venta de computadoras, unidades periféricas, programas
informáticos y equipos de telecomunicaciones, combustible, artículos de ferretería y pinturas, etc.

Proveedores

Respecto a los servicios prestados a empresas o proveedores, estos registraron una caída de 61.75% ante la reducción de actividades habilitadas durante la emergencia.

Las actividades más afectadas son las de arquitectura e ingeniería, consultoría de gestión empresarial, alquiler y arrendamiento operativo, actividades jurídicas y de contabilidad, agencias de viajes y operadores turísticos, publicidad e investigación de mercados, seguridad e investigación, actividades administrativas de oficina y servicios a edificios.