La producción nacional de gaseosas ascendería a 1.785,3 millones de litros en el 2013, lo que representaría un crecimiento anual de 3,6%, estimó la consultora Maximixe.

Entre los principales factores que impulsarán la oferta destacan el buen desempeño de la economía nacional, el mejoramiento de los ingresos de los hogares y la fuerte sustitución de los consumidores por bebidas que son de similar calidad y de menor precio.

También los mayores puntos de venta, el mejoramiento de las marcas y presentaciones, y el bajo nivel de consumo per cápita de gaseosa (58,1 litros) menor al de la región que fuera de 110 litros por persona al año.

Esta proyección positiva contrasta con los resultados del año pasado, cuando la producción de gaseosas se redujo 1,2% debido al retraso de la temporada de calor y ante una menor oferta iniciada a fines del 2011.

Es preciso resaltar que la menor producción es mayormente por gaseosas con dulce, las cuales poseen una participación promedio del 97% en la elaboración total de bebidas carbonatadas, pues existe una tendencia a reemplazar el consumo de las gaseosas.