El presidente del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minas (Osinergmin) Alfredo Dammert lamentó que durante el gobierno anterior se hayan trasladado funciones de su organismo a otras entidades menos especializadas, como son la supervisión laboral y ambiental del sector minero.

“La supervisión de la seguridad en este momento no hay, no existe. En este tiempo ha habido tres accidentes fatales que nadie ha podido supervisar. El Ministerio de Trabajo tiene lógicamente en este momento por ley esa obligación y harán lo que puedan mientras van consiguiendo a las personas”, indicó. 

Durante su disertación en la 30º Convención Minera PERUMIN, Dammert también afirmó que por muchos meses la supervisión ambiental, ahora, a cargo del Ministerio del Ambiente, no se ha venido realizando de manera adecuada, ya que este organismo todavía no cuenta con los recursos técnicos ni económicos necesarios.

“Las instituciones no sólo privadas, sino públicas deben ser sólidas. Esto qué quiere decir, que los funcionarios deben ser funcionarios de carrera. Las organizaciones deben tener funciones estables, por supuesto que tiene que reportar, pero tienen que ser estables porque muchos de estos procesos se van desarrollando con la experiencia”, explicó.

El presidente del ente supervisor, además, hizo hincapié en que solo han recibido el 30% de los casi 100 millones de soles que deben cobrar por multas aplicadas al sector minero en los últimos 4 años. Dijo que el otro 70% se encuentra en litigio en el poder Judicial.