Papa
Solo en un mes el precio mayorista de la papa amarilla pasó de S/ 3.75 a S/ 4.45 el kilo. | Fuente: Andina

La papa, producto básico de la alimentación peruana, fue uno de los que registró la mayor alza de precios del mes pasado, llegando a subir hasta 22.5%.

El último reporte de inflación del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) sostiene que el precio de la papa amarilla subió más de 22%, la blanca aumentó en 15.3%, la huayro en 14.7% y la variedad color en 5.4% a nivel nacional.

De acuerdo con un reporte de RPP Noticias, en el mercado Josfel, ubicado en el distrito de Ate, se encuentra el kilo de papa amarilla a S/ 7, mientras que la papa blanca y rosada se vende a S/ 3 el kilo.

“La papa amarilla te sale a S/ 6 (el kilo) por saco las medianas y las grandes a S/ 6.50, aquí estamos vendiendo a S/ 7 el kilo. La papita huayro allá (en mayoristas) por saco está S/ 4.20, aquí está S/ 5”, comentó Margarita Flores, comerciante en el mencionado mercado.

De acuerdo con la data de la Empresa Municipal de Mercados S.A (EMMSA), esta semana en los mayoristas el kilo de papa amarilla tiene un precio promedio de S/ 4.45, la huayro se vende a S/ 2.78, la blanca se oferta a S/ 2.25, y la color se comercializa a S/2.15. Pero, hace un mes la papa amarilla se vendía a S/ 3.75 el kilo, la huayro a S/ 2, la blanca a S/ 1.78 y la color a S/1.36 en promedio.

¿A qué se debe este incremento de precios de la papa?

Freddy García, presidente de la Corporación Rural de la Papa, explicó que esta alza en el precio de la papa se debe al aumento en los costos de producción.

"Ha subido por el elevado precio de los fertilizantes, a ello se suman los agroquímicos, la mano de obra, maquinaria, todo ha subido", dijo a RPP.

El representante de los productores agrarios de este tubérculo precisó que el costo de producción por una hectárea de papa es de un promedio de 20 mil soles y responsabilizó al Gobierno en su falta de acción ante la falta de fertilizantes, problema que ya había sido advertido por los agricultores hace varios meses.

“Los más perjudicados son los consumidores. Todo esto es por incapacidad del Ministerio de Agricultura y del Gobierno central, por no tomar las medidas adecuadas y estar paseando a los agricultores con esto del bono de los fertilizantes”, señaló.

García recordó que en la pasada campaña agrícola 2021-2022 también se han dejado de sembrar un 10% de los cultivos de papa debido al mayor costo de producción, lo cual también tiene incidencia en la subida de los precios que ven las familias en los mercados.