Foto: Andina

Las obras de la construcción del proyecto de trasvase de agua Huascacocha, que se ejecuta a más de 4,800 metros sobre el nivel del mar entre los departamentos de Junín y Pasco, registra un avance de 50 por ciento a la fecha, informó hoy el Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (Sedapal).

El presidente de Sedapal, Luis Isasi, indicó que este megaproyecto permitirá incrementar las fuentes de agua para Lima y beneficiar directamente a más de 2.4 millones de habitantes de ocho distritos de Lima Metropolitana.

“La inversión, que asciende a 94 millones de dólares, contempla la construcción de una presa de 15 metros de altura para incrementar la capacidad de almacenaje y alcanzar los 686 millones de metros cúbicos de agua”, detalló.

Explicó que dicha infraestructura permitirá trasvasar las aguas de la laguna Huascacocha, perteneciente a la cuenca del río Mantaro (vertiente del Atlántico), hacia el río Rímac (vertiente del Pacífico), con el fin de aumentar su caudal en 2.61 metros cúbicos por segundo, en época de estiaje.

Detalló que las obras de trasvase alimentarán y aumentarán el caudal del río Rímac, cuyas aguas serán tratadas en la nueva Planta de Tratamiento de Agua Huachipa, inaugurada oficialmente hoy, y serán distribuidas a través del Ramal Norte, que es una línea de tuberías de 27 kilómetros de longitud, incluyendo dos túneles de cinco kilómetros cada uno.

“Así atenderemos mejor a más de 2.4 millones de habitantes de los distritos de Lurigancho, San Juan de Lurigancho, Comas, Carabayllo, Los Olivos, Puente Piedra, San Martín de Porres y Callao”, subrayó.

Isasi comentó que luego de estas obras, el siguiente foco de Sedapal es empezar con las obras de Marca II o Marca Pomacocha II, un proyecto que demandará una inversión de 250 millones de dólares.

Este proyecto busca captar y derivar las aguas superficiales de las lagunas Huallacocha Bajo y Pomacocha, regular el caudal del río Blanco y aportar dos metros cúbicos por segundo a la cuenca del Rímac en época de estiaje.

“Con su captación y potabilización en la planta de La Atarjea se contribuiría a prevenir el déficit de abastecimiento y tener un Ramal Sur para los distritos de Lima”, manifestó.

ANDINA