Pisco luchará para que en los próximos cuatro años iguale el consumo de vino en el Perú. | Fuente: Andina

El Perú no tiene por qué compartir la denominación de origen con Chile.

Así de enfático fue el ministro de la Producción, Raúl Pérez Reyes, sobre la intención de Chile de compartir la denominación de origen del Pisco en los mercados internacionales, de manera que no tengan que gastar recursos en litigios en tribunales comerciales.

"El 'pisco chileno' para nosotros no existe, lo que existe es el aguardiente de uva", comentó en declaraciones a Canal N. "No hay forma de que podamos compartir la denominación de origen", agregó.

El caso

El fin de semana, el ministro de agricultura de Chile, Antonio Walker, indicó que le habían comunicado al ministro de agricultura peruano, Gustavo Mostajo, esta iniciativa para ahorrar recursos de litigios.

La reacción no se hizo esperar. El ministro de Comercio Exterior, Edgar Vásquez, el ministro de Cultura, Rogers Valencia y también representantes del gremio de exportadores se mostraron en contra. A ellos se sumó el ministro de la Producción, entidad de la que depende el Comisión Nacional del Pisco.

"La denominación de origen de cualquier producto se asocia con un espacio geográfico y con características propias. Entonces, nosotros no podemos comparitr la denominación de origen del pisco porque justamente está asociado a nuestro espacio geográfico", comentó el ministro Pérez Reyes, consultado por la iniciativa.

¿Menores gastos?

Sobre las posibles motivaciones económicas del gobierno chileno para emitir una iniciativa de este tipo, el ministro Pérez Reyes comentó que ambos países ahorrarían en litigios si Chile desistiera de llamar a su producto como Pisco.

"Distinto es hablar de una campaña para posicionar ambos productos en los mercados internacionales, pero compartir la denominación de origen no se puede". señaló.

Exportadores en contra

El presidente del gremio de exportadores de pisco de ADEX, William Urbina, dijo a RPP Noticias que era imposible que ambos países llegarán a un acuerdo.

"El Pisco peruano y el aguardiente chileno son dos productos distintos. Mientras nosotros usamos el juego de la uva, llamado mosto, ellos reprocesan las uvas no usadas para el vino con levadura, agua y azúcar", detalló.

Así se vende

Urbina detalló que, por ejemplo, una marca peruana puede exportar una botella de pisco de 750 mililitros a US$10 y luego esta venderse a US$40 en los Estados Unidos. Mientras que un producto chileno puede llegar a venderse en US$13 dólares.

"El año pasado nosotros llegamos a casi US$10 millones en exportación, mientras que el aguardiente chileno apenas ha superado los US$3.5 millones", dijo.

Finalmente, destacó que el Perú ha llegado ya a 44 mercados en el mundo, siendo India el último donde se reconoció que al producto de bandera como el único que podía usar si denominación de origen.

¿Qué opinas?