Foto
La pandemia de Covid-19 también ha golpeado a las marcas a tal punto que algunos se no podrán anunciar en Super Bowl, uno de los eventos más importantes | Fuente: © Bo Baumgartner 2015

El ya conocido y famoso Super Bowl LV tendrá este 2021 uno de los mejores enfrentamientos entre quarterbacks se refiere.

Los Chiefs defenderán su título contra los Bucs el próximo 7 de febrero el Raymond James Stadium y 22 mil aficionados serán testigos de historia pura.

Sin embargo, más allá del juego una de las tradiciones más significativas del Super Bowl LV es el show del medio tiempo. Distintos artistas han protagonizado dicho espectáculo, algunas leyendas de la música como Michael Jackson, Prince, entre otros. El año pasado tuvo un sabor latino con la aparición de Shakira y Jennifer López.

Lo cierto es que este show no solo era el foco para artistas, sino también para las marcas que aprovechaban en lanzar anuncios sobre sus productos y en los que invierten gran cantidad de su presupuesto. No obstante, la pandemia causada por la Covid-19 cambió todo, incluso los minutos comerciales de la Super Bowl.

¿Qué está pasando?

Resulta que muchas marcas no estarán presentes dando lo mejor de sí mismas (y de sus departamentos de Marketing) este 2021. Algunas ya las conocíamos, como es el caso de Pepsi o Coca-Cola que ya anunciaron el pasado 18 de enero que no estaría en el ‘Gran Juego’.

Por tanto sus anuncios no estarán en la final de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), eludiendo así su cita más esperada para concentrarse en otro tipo de prioridades.

¿Qué harán, entonces, las marcas que no estén en la Super Bowl?

En el caso de Coca-Cola, que el pasado año invirtió US$10 millones en su presencia en la Super Bowl, no estará en esta final pese a haber sido una decisión «difícil», en sus propias palabras.

Este camino llega justo cuando la empresa planea despedir a 2.200 personas de su plantilla en todo el mundo, además de deshacerse de varios productos que comercializan desde hace años.

Otras compañías han decidido dejar de lado la Super Bowl de este año para enfocarse en otros proyectos más encaminados a la responsabilidad social y el compromiso con la sociedad. Es el caso de Budweiser, que no emitirá una anuncio en el evento por primera vez en 37 años, ha invertido el dinero del spot en ayudar a crear conciencia y mejorar la educación en torno a las vacunas Covid-19.

En el caso de Kia, que ha estado presente en el ‘Big Game’ durante los últimos diez años, ha decidido enfocar su presupuesto publicitario en su iniciativa ‘Accelerate the Good’ enfocada en dar ayuda los más jóvenes con problemas económicos, así como la producción de protectores faciales y la entrega de los mismos a los sanitarios norteamericanos.

Por su lado, Planters, la marca de aperitivos, ha decidido invertir los 5,5 millones de dólares del spot que aparecería en los minutos publicitarios de CBS para apostar por las personas que están trabajando duro en sus comunidades. Un programa definido como ‘walking the talk’ y que pretende elogiar y dar voz a aquellos que «hicieron de 2020 un año un poco menos loco».