Antes de elegir un crédito, usted debe responder tres preguntas: ¿qué deseo comprar?, ¿cuándo deseo comprarlo? y ¿cuándo podré pagarlo? | Fuente: RPP

Más de uno ha pensado en algún momento sacar una tarjeta de crédito o un préstamo personal pagara financiar un viaje, un proyecto o una compra.

Sin embargo, debe tener cuenta en qué momento conviene solicitar un préstamo personal o utilizar una tarjeta de crédito.

Así que antes de elegir un crédito, usted debe responder tres preguntas: ¿qué deseo comprar?, ¿cuándo deseo comprarlo? y ¿cuándo podré pagarlo?

Al contestarlas, podrá saber qué crédito es ideal para usted.

Tarjeta de crédito

Es más conveniente usarla para compras de montos bajos y que sabe que podrá cancelar en pocos meses.

Por ejemplo, si desea comprar ropa o un electrodoméstico es preferible usar la tarjeta. Además, así puede aprovechar en acumular millas o puntos, según los beneficios con los que cuenta.

Recuerde que para sacarle el máximo provecho a la tarjeta es necesario que cuente con un presupuesto y revise la capacidad de  pago que tendrá en los próximos meses.

Anna Lenka Jáuregui, especialista en finanzas personales del ABC del BCP recomendó elegir la menor cantidad de cuotas posibles para pagar menos en intereses.

Así también, sugirió no comprometerse a un monto de cuota que luego se le complique pagar.

Préstamo personal

Es preferible solicitarlo cuando desee realizar un gasto mucho más grande y planificado. Por ejemplo, remodelar su casa, pagar un curso, hacer una inversión o salir de viaje al exterior.

Este crédito suele tener una tasa de interés más baja que la tarjeta de crédito porque está diseñado para montos altos y que puede pagar en más tiempo.

Si necesita efectivo para su plan, le conviene solicitar un préstamo, pues no es recomendable hacer retiro de efectivo de su tarjeta ya que los intereses son muy altos.

Por último, la especialista recomendó analizar cada detalle de su situación financiera. De esta manera, podrá planificar sus finanzas personales y sacar el máximo provecho a los productos financieros.

¿Qué opinas?