A pesar de los treinta grados de la ciudad de Los Angeles, cientos de personas acudieron a las inmediaciones del Staples Center, donde mañana se rendirá un homenaje póstumo a Michael Jackson.  

Aunque se prevé que el número de personas aumente en las próximas horas, los seguidores del  artista hacían fila desde ahora para poder estampar sus pensamientos y buenos deseos en un muro con la imagen de Jackson, situado frente a la fachada principal del recinto, mientras otros hacían tiempo con sus entradas en mano para obtener mañana los mejores asientos.  

En la ceremonia masiva estarán presentes figuras como Mariah Carey, Jennifer Hudson, Stevie Wonder, Lionel Richie, Brooke Shields, Magic Johnson entre otras celebridades más.

El multitudinario tributo tendrá lugar dos horas después de que se celebre una ceremonia privada en el Forest Lawn Cemetery, situado en las colinas de Hollywood, a la que asistirán un reducido grupo de parientes del "rey del pop y amigos, según la cadena CBS.

EFE