María Antonieta de las Nieves
"El día que yo me vaya no te voy a dejar, voy a ser tu ángel de la guarda", le dijo hace años Gabriel Fernández a María Antonieta de las Nieves. | Fuente: Twitter

María Antonieta de las Nieves, más conocida como 'Chilindrina', se despidió de su esposo Gabriel Fernández, el pasado 15 de setiembre, tras 48 años de matrimonio. Durante ese tiempo fueron inseparables y, hasta hora, pues ella aún lo tiene presente. "No lo extraño, es más, lo siento pegado a mí", dijo la actriz quien se sinceró sobre cómo es su vida tras la muerte de su marido.

Por el momento, la artista mexicana no sabe cómo retomar su vida, pues lo tiene presente en su memoria. La actriz comentó, al programa "Ventaneando" de la cadena TV Azteca, que guarda las cenizas de su esposo en la chimenea, acompañada por velas y sus santos. 

"No lo he podido extrañar porque ahí lo veo. No lo extraño, es más, lo siento pegado a mí, lo único que hace es que no me habla, y qué lástima porque tenía una voz tan bonita", señaló María Antonieta de las Nieves, quien aseguró no haber derramado una sola lágrima porque aún siente a Gabriel Fernández, quien fue locutor de "El Chavo del 8", cerca de ella.

Recordó una frase que él le dijo hace años: "'El día que yo me vaya no te voy a dejar, voy a ser tu ángel de la guarda, cuidado con que te portes mal'. Siempre bromeábamos, y me pasó con mi mamá y ahora con mi marido", confesó.

María Antonieta de las Nieves
María Antonieta de las Nieves dice que no extraña a su esposo pues aún lo siente cerca. | Fuente: Captura de pantalla "Ventaneando"

La popular Chilindrina también lo siente cerca gracias a un peluche de león (así le decía) con la loción de su marido y por una camiseta de él que deja sobre la almohada.

PROMESA INCUMPLIDA

El matrimonio de María Antonieta de las NievesGabriel Fernández estuvo caracterizado por ser muy unidos: trabajaban juntos (él era su productor), viajaban y por las promesas cumplidas. Sin embargo, hubo una que no pudo cumplir.

"Él no me cumplió la última. Yo le dije: 'quiero que me jures que el día que te vayas yo te voy a agarrar la mano y en ese momento me vas a llevar, porque tú tienes muchas influencias allá arriba. Está tu mami, tus dos abuelas, mi mamá... pero no quiso jalarme'", recordó.

En otro momento, la popular Chilindrina contó que se encontraban en Perú cuando su esposo Gabriel Fernández se sintió mal con una octava neumonía. Se trasladaron, en un vuelo de 8 horas, a México y la actriz pensó que morirían. "Yo decía 'gracias Dios mío que me vas a cumplir lo que deseo, porque yo sin él, ¿qué hago?'". Pero la vida sigue, "no hay de otra, tengo que salir".