EFE

A pesar de no tener hijos en común, Robert Pattinson y Kristen Stewart son “padres” de un perro llamado Bear, que ahora se encuentra en el centro de una agria disputa por su custodia.

Kristen, de 22 años, también tiene un gato, llamado Max, que se mantendrá con ella, pero Robert quiere a Bear, el perro mestizo que rescató de un refugio en Nueva Orleans.

Sin embargo, la actriz de “Crepúsculo” no se dará por vencida fácilmente, ya que ha cuidado al can cuando era cachorro e incluso lo ha llevado con ella en varios compromisos fuera del país donde reside.

“Rob está tan dolido por las acciones de Kristen que decidió que quiere al perro para ayudarlo a superar la ruptura. Después de todo, un perro es el mejor amigo del hombre y Bear es un buen compañero”, señaló una fuente cercana a Radaronline.com.

"Kristen quiere la custodia compartida", reveló la fuente.