Tilsa Lozano, con su bien torneada anatomía, no pasa desapercibida en ninguna parte. Ni siquiera cuando aparece en la pantalla chica o en un panel publicitario. Imagínese entonces lo que fue verla en vivo y en directo en el centro comercial Plaza Norte donde acudió a una firma de autógrafos.

Interminable era la cola para ver a la bella, apreciar de cerca sus atributos y de paso tomarse una foto para el recuerdo.

Tilsa lucía un top morado con la imagen del conejito de Playboy y un short de jean a la cadera que resaltaba su figura y su admirada "colita".

En entusiasmo contagió también a las chicas, a los niños y hasta a las abuelas quienes muy entusiastas esperaron su turno para ver a Tilsa.

La bella modelo iba a entregar a cada uno de los fans una tarjeta con su firma pero algunos no dudaron en poner la espalda para que Tilsa estampara su rúbrica. La verdad es que no todos los días se ve en vivo y en directo a una conejita de Playboy.