Anahí de Cárdenas
Anahí de Cárdenas confiesa que es "una pequeña gran victoria" que pueda realizar sus actividades como siempre. | Fuente: Instagram

Anahí de Cárdenas contó que pasó su primera quimioterapia blanca para acabar con el cáncer de mama que aqueja su salud desde el año pasado. La actriz peruana confesó que sintió mucho sueño tras este tratamiento y recibió varios comentarios de aliento por parte de sus fanáticos.

La foto que publicó en sus redes preocupó a sus seguidores, pues lucía un rostro cansado y decaído; no obstante, la protagonista de “No me digas solterona 2” confesó que ahora se siente muy bien y lo demostró en el siguiente post con este mensaje:

Me levanté muy bien hoy, a pesar de no haber dormido mucho. Me levanté varias veces en la madrugada, con calor, con sed, con hambre, ganas de ir al baño, mil cosas. Pero me levanté bien!”.

Luego continuó contando cómo fue su día tras la primera quimio blanca: “Al pasar el día, empecé a tener síntomas, nunca tan fuertes como los de las rojas, pero un airesillo de quimio en la boca y malestar general de cuerpo. Como cuando te metiste un juergón y la resaca te pega como a las 3 de la tarde, cuando dijiste, uyyy de esta me libre... Pero no... Entonces acá ando en cama”.

Anahí de Cárdenas aseguró que se siente mucho mejor y que ha podido realizar sus actividades con normalidad, como el yoga, y lo considera un gran avance para su tratamiento: “Pero... hoy me fui a hacer yoga y me sentí muy bien, así que esa es una pequeña gran victoria! Por más días sin síntomas!”.

¿QUÉ ES LA QUIMIOTERAPIA BLANCA?

Este proceso también es conocido como Taxol y se realiza una vez a la semana. El Taxol también es un fármaco anticanceroso que ayuda a disminuir las probabilidades de que las células cancerígenas se regeneren.

Son 12 sesiones y los efectos varían en cada cuerpo. Puede producir fatiga sueño, malestar de cuerpo y, si algunas personas sufren de alergia, puede ser peor.