Flamengo
Los jugadores de Flamengo entrenaron pese a la no autorización del Ayuntamiento de Río de Janeiro. | Fuente: GloboEsporte

Flamengo, campeón del Brasileirao y la Copa Libertadores, volvió este miércoles a entrenarse en cancha, pese a las recomendaciones de la Alcaldía de Río de Janeiro, que solo ha liberado los trabajos de fisioterapia. La plantilla se ejercitó, por segundo día consecutivo, en dos campos del Ninho do Urubú, el centro de entrenamiento del club situado en la zona norte de Río, según imágenes captadas por GloboEsporte.

La Alcaldía de Río de Janeiro, una de las ciudades brasileñas más golpeadas por la pandemia de COVID-19, divulgó después un comunicado oficial en el que reiteró que "no recomienda la vuelta de los entrenamientos" de los clubes locales. La secretaria de Salud de Río de Janeiro, Beatriz Busch, ya se ha puesto en contacto con el Flamengo para "transmitirle la posición del Comité Científico Municipal, que visa a preservar la propagación del COVID-19 y la salud de la personas".

En la víspera, cuando los jugadores rubro-negros se entrenaron por primera vez sobre el césped, el alcalde de Río, Marcelo Crivella, dijo que solo estaban permitidas las actividades de fisioterapia. La Federación de Fútbol del Estado de Río de Janeiro (FERJ) defendió públicamente al Flamengo, mientras los entrenamientos del equipo "no interfieran en el combate a la diseminación de la COVID-19".

"Es importante resaltar que los ejercicios forman parte de la fisioterapia, que por definición es una ciencia de la salud aplicada al estudio, diagnóstico, prevención y tratamientos de disfunciones cinéticas funcionales de órganos y sistemas", indicó la entidad.

Los jugadores del Flamengo se presentaron el lunes pasado al centro de entrenamiento para someterse a unos análisis de detección del coronavirus que constataron que dos jugadores continúan infectados, según informó GloboEsporte. (Con información de EFE)

Flamengo
Flamengo entrenó en cancha. | Fuente: GloboEsporte | Fotógrafo: Paulo Franco