El CSKA de Moscú, que empató 1-1 con el Real Madrid, se ilusiona con lograr otra hazaña, ya que eliminó en unos octavos de final de la Liga de Campeones al Barcelona de Johan Cruiff en 1992.

Entonces, como en esta ocasión, el partido de ida terminó con empate a un gol, pero en la vuelta los rusos ganaron por 2-3 al equipo que se había alzado varios meses antes en Wembley con el título de campeón de Europa.

Nadie daba nada por los rusos tras ponerse por debajo en el marcador con goles de Nadal y Beguiristain, esta último gol tuvo la participación del actual técnico catalán, Pep Guardiola.

No obstante, el equipo ruso se recuperó y acortó distancias al final de la primera parte, y en la segunda marcó otros dos goles.

El tanto de Korsakov en el minuto 60 del encuentro, que supuso el 2-3, ha pasado a la historia del equipo ruso.

El CSKA, campeón de liga en 2003 y en 2005-06, se convirtió en el primer equipo ruso en lograr un título europeo en 2005 al lograr la Copa de la UEFA.

Precisamente, el presidente del club, Yegueni Guiner, expresó hoy su confianza en repetir en el Santiago Bernabeu la hazaña del Camp Nou.

EFE