EFE

El esperado clásico entre el Juventus y el Inter concluyó este martes con un empate a uno debido a los goles del argentino Carlos Tévez, al inicio del encuentro, y de su compatriota Mauro Icardi, que libró así de la derrota al equipo lombardo.

Los de Turín querían ampliar la ventaja con el Roma, que esta misma tarde les había alcanzado tras vencer al Udinese.

El empate hizo que finalmente lo consiguieran, aunque por la mínima ya que el líder de la Serie A queda solo un punto por encima del conjunto capitalino, que promete batalla.

Entre el "Juve" y el Inter había una diferencia de 18 puntos, si bien suele decirse que en este tipo de partidos todo es posible.