Alejandro Hohberg fue llamado por el lesionado Yoshimar Yotun | Fuente: FPF-Selección Peruana

La lesión y posterior desconvocatoria de Yoshimar Yotún, provocó la vuelta, luego de más de tres años, de Alejandro Hohberg a la Selección Peruana. El llamado del atacante de Universitario de Deportes, aunque suena increíble, ha generado controversia. Sin embargo, razones sobran para justificarlo.

Extremo por volante de primera línea, sí tiene sentido

Crear teorías conspiratorias porque Ricardo Gareca no convocó a un volante de primera línea para sustituir a Yoshimar Yotún, es un error. No siempre los cambios son hombre por hombre, más aun en una posición en la que no abundan jugadores de esas características.

En el último amistoso (ante Brasil), se jugó con Tapia como un volante exclusivamente de marca y dos mediocentros: Aquino por derecha y Yotún por izquierda. Curiosamente, ambos ausentes por lesión en esta fecha doble de octubre.

 

Para llenar el vacío de Aquino, aparece más de una opción. Josepmir Ballón, Carlos Ascues e incluso Christofer Gonzales son alternativas. Situación contraria a la del perfil zurdo. Dentro del universo de jugadores seleccionables, no hay uno solo formado o que habitualmente se desempeñe esa posición en su club.

Entendiéndose que Gareca podría repetir la fórmula en el Centenario, no sería para nada sorpresivo que utilice a Edison Flores en esa zona del campo. Ya lo hizo frente a Bolivia en las Eliminatorias y con Nueva Zelanda en el repechaje, por mencionar dos partidos oficiales.

Poniéndonos en ese probable caso, el volante del Morelia dejaría un espacio en el extremo por izquierda, justo la posición en la que se desempeña Alejandro Hohberg en Universitario. Una movida muy fácil de entender.

Rendimiento sobresaliente en Universitario

Alejandro Hohberg es, en 10 fechas, el jugador más determinante del Torneo Clausura. Desequilibrante, versátil y con presencia en el marcador en los partidos calientes. Es un extremo con gol, de esos que así nomás no se encuentran en nuestro fútbol. Su rendimiento había convencido a todos, menos a Ricardo Gareca, hasta el domingo 6 de octubre.

¿Qué opinas?