Congresista, operadora de tren y agente del INPE: Tres mujeres que destacan en campos dominados por hombres

Rogelia trabaja desde hace 36 años como agente penitenciaria del INPE en el Penal Anexo de Mujeres, Marie es operadora del tren eléctrico de la Línea 1 del Metro y Marisa Glave es congresista por el partido Nuevo Perú. Ellas nos cuentan su día a día acabando con los prejuicios de que ciertos trabajos solo les pertenece a los hombres. 

Solsol y Ríos estuvieron acompañadas de la congresista Marisa Glave. | Fuente: RPP

Hoy 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer y en RPP Noticias invitamos a dos mujeres que con su historia inspiran día a día. Ellas son Rogelia Solsol y Marie Ríos quienes se han encargado de decir que los trabajos no tienen género. 

Rogelia Solsol viene laborando desde hace 36 años como agente penitenciaria del Instituto Nacional Penitenciario (INPE)Ella cuenta que su horario es de 24x48 y que aún así, la labor que tiene que realizar es doble. 

"Cuando he trabajado en penales donde sí hay niños como en el Penal Anexo Mujeres y ahí la labor es doble. Ahí tengo que ser madre en ver a los niños y velar por la misma situación de las internas (...) uno tiene que estar en ambas situaciones", expresó Solsol en RPP

Ella, madre de dos niñas, apunta que a veces tiene que ser "médico, psicólogo" porque conviven juntas las 24 horas.

Marie Ríos postuló al trabajo de operadora gracias a una amiga que le pasó la voz. | Fuente: RPP

Por otro lado, Marie Ríos tiene apenas 22 años y a esa edad ya ocupa el cargo de operadora de tren eléctrico. Ella cuenta que se enteró del puesto gracias a una amiga que también estaba postulado para trabajar en la Línea 1 del Metro

"Postulé por recomendación. Una amiga me dijo que me presentara por la página y logré entrar. No me imaginé el hecho de manejar un tren, pero luego me pareció algo muy bonito", expresó. 

Ríos narra que si bien su cabina está aislada de los pasajeros, ella está capacitada para brindar atención en caso de emergencia tal como acoso sexual o alguna pelea. 

"Como conductores no tenemos contacto, la cabina está aislada y la única forma de comunicarnos es a través del botón de emergencia que ayuda a acudir en caso de acoso, siempre hay personas que se desvanecen, algún pleito o cosas que puedan pasar", precisó. 

Un camino en proceso 

La congresista de Nuevo Perú, Marisa Glave, también habló desde su perspectiva como parlamentaria y señaló que este 8 de marzo es una fecha en donde "se recuerda la lucha". 

"Recordamos la lucha de tener derecho. No solo en el país sino en otro países era impensable que una mujer pudiera manejar un tren, que esté a cargo de una área penitenciaria, que pudieramos estudiar, trabajar. Ha habido victorias y éxitos pero hay tareas pendientes y eso es lo que debemos recordar", apuntó Glave.

¿Qué opinas?