Así fue la entrevista con la que Vanessa Terkes rompió su silencio tras denuncia a George Forsyth

La actriz Vanessa Terkes dio detalles a 'Radio Corazón' sobre la situación que vive tras la denuncia que impuso al alcalde de La Victoria, George Forsyth. Agregó que se encuentra muy afectada y que continuará el proceso hasta que se sepa toda la verdad. 

La actriz denunció a George Forsyth por violencia familiar. | Fuente: RPP Noticias

La actriz Vanessa Terkes rompió su silencio la noche de este viernes sobre la denuncia que realizó por maltrato familiar contra el alcalde de La Victoria, George Forsyth, luego de 8 meses de matrimonio.  

Esta tarde la conductora radial presentó una denuncia contra Forsyth ante el 17° Juzgado de Familia en la Corte Superior de Justicia de Lima y según declaró, la jueza podría brindar medidas de protección a su favor o citar a ambas partes para dar su manifestación.

En declaraciones a Radio Corazón, Terkes dijo que, si bien no era el momento para dar un descargo completo sobre la situación que vive Forsyth, respondería por las “mentiras” que se habían dicho en su contra y que habían comenzado a afectar su salud.

A continuación puedes leer la entrevista completa que Vanessa Terkes ofreció a Radio Corazón.

Estoy un poco cansada de todo de tantas mentiras, me gustaría en algún momento poderme sentar en algún sitio a hacer mi descargo, pero no sé si sea el momento ahorita.

Sé que se especulan muchas cosas de mí. Sin embargo, la gente me conoce sabe que siempre he sido una mujer trabajadora, resiliente, que se cae y se levanta. 

Hay momentos en la vida en los que una no tiene control absoluto; sin embargo, creo en Dios y sé que dios está de la mano conmigo para hacer justicia y los verdaderos testigos de mi matrimonio con George ha sido toda la gente de La Victoria, porque yo he estado desde la mañana hasta las últimas consecuencias con ellos.

Ahorita de verdad no tengo muchas ganas de hablar. Siento que me atacan por diferentes flancos, siento que hay mucha prensa comprada en nuestro país y me siento desprotegida porque efectivamente me estoy enfrentando a una familia poderosa, con muchas influencias y que de alguna manera ya están atacando mis nervios.

Esto ya me está poniendo mal, pero ahorita no es el momento de hablar. Voy a hacer mi descargo en el momento cuando esté completamente entera y lo voy a hacer porque tengo la necesidad de hacerlo, porque tengo ganas de mirarle la cara a la gente y que me vean a la cara y se den cuenta de quién miente y quién no.

Tenemos todo un juicio acerca de muchas cosas, la verdad ahorita prefiero no hablar, estoy alterada, estoy con los nervios de punta otra vez, yo ya tengo achaques de nervios, he terminado en una posta médica.

Esto ya me está afectando a mí de tal manera que tengo miedo de mi salud. Eso fue lo que me impulsó a ir a hacer la denuncia. Yo ya tengo miedo de mi salud, o sea ya necesito que me dejen tranquila que no digan cosas que no son ciertas y me refiero particularmente a él.

Otra cosa que quiero recalcar. Yo he dejado de trabajar todo este tiempo porque he estado abocada a algo que a mí me apasiona de sobremanera que es la ayuda social. Si en algún momento yo le solicité al señor George que me ayudara con tres meses de departamento es porque él sabía que yo no tenía absolutamente nada, pero que me ayudara nada más. Yo no le estoy pidiendo a él que me mantenga porque nunca he sido una persona mantenida y no voy a empezar a serlo ahora.

Me han cortado muchos trabajos por esto. No he podido aparecer en televisión por la sarta de mentiras que estoy recibiendo constantemente de diferentes personas y sobre todo de él.

Me he mantenido bajo la prudencia porque es mi matrimonio y por eso he ido al juzgado. No quiero hacer de mi vida privada un tema de sobremesa de todo el país, por eso le pido al señor Forsyth que no mande a su gente o manipule a los medios de comunicación para  sacar cosas que él quiere decir, que no tiene cómo probar y que me alteran los nervios. No soy la primera persona a la que afecta. Ya basta, la próxima persona se va a matar por el amor de Cristo.

Exactamente y tengo pruebas de todo lo que te digo y la verdad es que ahorita no estoy en condiciones de hablar con nadie, no me siento bien, otra vez estoy temblando. En mi vida, en toda mi vida, me han hecho tanto daño como me han hecho ahora. Nunca nadie me ha hecho tanto daño como él y su papá. 

 

| Fuente:
¿Qué opinas?