Foto: EFE (referencial)

Corea del Norte amenazó con una respuesta militar si Corea del Sur lleva a cabo, como anunció, maniobras con tiros de artillería reales en la isla de Yeonpyeong, bombardeada en noviembre por los norcoreanos, en un contexto de gestiones diplomáticas para intentar rebajar la tensión.

"Un segundo y un tercer ataque de autodefensa, imprevisibles, serán lanzados" si el Sur concreta los ejercicios con tiros reales que prevé llevar a cabo entre el sábado y el martes, advirtió el ejército norcoreano.

"La intensidad y el alcance de los ataques serán mayores que el 23 de noviembre", fecha del bombardeo norcoreano contra la isla surcoreana de Yeonpyeong, agregó el ejército norcoreano en un comunicado dado a conocer por la agencia oficial norcoreana KCNA.

El ejército surcoreano anunció el jueves que entre el sábado y el martes, y en función sobre todo de las condiciones meteorológicas, efectuaría ejercicios de artillería con balas reales en la isla de Yeonpyeong, situada en el mar Amarillo en una zona disputada.

Se tratará de los primeros ejercicios efectuados en la isla después del bombardeo que provocó 4 muertos y 18 heridos.

Pyongyang afirmó entonces que los obuses eran una respuesta a ejercicios de tiro de Seúl en esta isla.

El ejército surcoreano no ha reaccionado por el momento a las nuevas amenazas del Norte, pero el ministro de Defensa dio a entender que los ejercicios se llevarían a cabo tal como estaba previsto.

Este viernes, Pyongyang también advirtió, como hace a menudo, del peligro de un conflicto nuclear en el caso de una nueva guerra entre las dos Coreas, según el portal oficial norcoreano Uriminzokkiri.

"Debido a la actitud belicosa e irresponsable de Corea del Sur, la cuestión no es saber si habrá paz o guerra en la península coreana, sino cuándo va a estallar la guerra", añade.

"Si estalla una guerra, esto llevará a un conflicto nuclear que no se limitará a la península coreana", advirtió el portal oficial.

AFP