Marlene Molero participó del II foro Mujeres de Cambio de RPP. | Fuente: © Santos Perú

Marlene Molero, fundadora de GenderLab y abogada especialista en derecho laboral, género y políticas públicas, fue parte del II foro Mujeres de Cambio de RPP. En un programa especial, Marlene compartió las percepciones que existen sobre las mujeres y su capacidad de estar en los altos cargos de una empresa. Asimismo, habló sobre el acoso sexual dentro de los centros de trabajo.

Percepciones sobre las mujeres y los altos cargos

Un gran porcentaje de personas cree que las mujeres no están en altos cargos porque ellas mismas no quieren. Esta percepción se da en un 26% en mujeres y 34% en hombres, según un estudio de Semana Económica, Ipsos y la Cámara de Comercio de España.

“Los altos mandos perciben que el problema para que las mujeres asuman cargos de liderazgo es que no hay mujeres calificadas o que, habiéndolas, no están dispuestas a asumir el reto; estas son las respuestas de hombres en posiciones de liderazgo. Por otro lado, las mujeres piensan que es un problema de los prejuicios de la alta dirección o de los prejuicios de género”, aseguró Molero.

En el programa especial de Mujeres de Cambio, Marlene explicó que hacer encuestas, estudios y tener una medición de la igualdad y percepciones en las empresas es muy importante, ya que se revelan este tipo de resultados que luego deben ser trabajados. Por otro lado, dijo que muchas veces las empresas creen hacer políticas de igualdad y dar las mismas oportunidades a todos, pero realmente no es así.

“Por ejemplo, creen que dan las mismas oportunidades y dan una capacitación para todos. Pero la ponen a las siete de la noche después de la jornada laboral. Entonces, la incidencia de los roles y la asimétrica distribución de los roles de cuidado a los niños generan que para las mujeres sea más difícil asistir a esta capacitación”, contó.

Buena profesional vs buena madre

Ahí aparece otro tema, la disputa entre ser buena profesional o ser buena madre. Según Molero, muchas veces este problema se enfoca en la elección de la mujer, cuando no debería ser así. Lo que se debe preguntar es con qué reglas de juego está armado el mundo del trabajo para que una mujer tenga que decidir entre seguir una vida profesional y tener una familia. “Se debe lograr un equilibrio. Para que una persona pueda tomar una elección debe haber dos opciones válidas”, enfatizó Marlene.

Para que esto mejore y las situaciones de desigualdad desaparezcan es necesario revelar las percepciones que hay: “si uno no percibe que tiene un problema, entonces no va a pensar en una solución”. Asimismo, las empresas deben promocionar la igualdad de oportunidades al interior de la organización y deben hacerlo de manera expresa.

Acoso en el trabajo

Marlene habló en el programa Conexión de RPP sobre el acoso que se puede dar en los centros de trabajo. Explicó que existe una norma sobre este tema desde el 2004, pero que hace unos meses se ha modificado para volverse más eficaz. Por ejemplo, ya no se necesita una denuncia pública para que la empresa tome acción. Ahora, basta con que alguien acuse este tipo de conductas para que la empresa se vea obligada a investigar.

Por otro lado, la fundadora de GenderLab diferenció los tipos de acoso que puede haber: de naturaleza sexual o sexista. Lo que marca la línea entre el acoso y una conducta de compañeros es cuando esta no es deseada por quien la recibe. “No es no. La persona marca la línea. Que en algún momento haya avanzado no significa que luego no se pueda poner el pare”, aseguró.

Actualmente, existe más sensibilidad sobre la violencia y acoso contra la mujer. Sin embargo, el siguiente paso es que los altos mandos de las empresas se sensibilicen y acepten que en sus empresas sucede esto. En las corporaciones se deben poner políticas de tolerancia cero para que los empleados lo vean. Asimismo, deben tener políticas de igualdad y sobre todo que las condiciones sean equitativas para hombres y mujeres.

 

¿Qué opinas?