¿Por qué la flexibilidad laboral contribuye a la igualdad de género?

Las mujeres dedican más del doble de tiempo que los hombres a actividades domésticas, según INEI. Luego de ser madres suelen optar por trabajar a medio tiempo o renunciar, afectando su desarrollo profesional. 

La cantidad de mujeres que trabajan a tiempo parcial es 20 puntos porcentuales más que los hombres. | Fuente: Shutterstock

Balancear la vida laboral con la vida familiar es una tarea complicada, sobre todo si tienes hijos y eres mujer. Sobre ellas recae el mayor peso en cuanto a tareas del hogar y crianza. Cifras del INEI indican que el tiempo dedicado por las mujeres a las actividades domésticas es más de 2 veces que el dedicado por los hombres.

El problema principal llega cuando necesitan dejar a sus hijos para ir a trabajar. Desde el aspecto económico, para muchas madres resulta imposible costear una niñera o una guardería. Por esta razón, se ven en la necesidad de renunciar.

Al hacerlo, aparecen una serie de consecuencias que afectan su desarrollo integral. Una de ellas es la dependencia económica, que puede resultar en violencia económica e incluso psicológica y física por parte de la pareja. Además, el desarrollo profesional queda trunco y hay mayor probabilidad de mantenerse en el círculo de pobreza.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) menciona que la desigualdad de género se hace visible también en el tipo de trabajo. La cantidad de mujeres que trabajan a tiempo parcial es 20 puntos porcentuales más que los hombres. Esto principalmente por la carga familiar que llevan.

Flexibilidad laboral como vía de cambio

Si bien la participación laboral de las mujeres ha aumentado, todavía sigue siendo inferior en 25 puntos porcentuales a la de los hombres, de acuerdo con la OIT.

Ante este panorama, la flexibilidad laboral es necesaria para que madres y padres puedan participar por igual en las labores del hogar y en la atención de sus hijos. Así se contribuye a la equidad de género y a la igualdad de oportunidades.

De acuerdo con la Corporación Financiera Internacional (IFC), algunas medidas que se pueden tomar en los centros de trabajo son la incorporación de guarderías y lactarios para facilitar el desarrollo profesional de las madres sin afectar su vida familiar. En el caso de los hombres, contribuye a que ellos se involucren más en las tareas del hogar.

Los horarios flexibles para madres y padres contribuye a dividir la carga doméstica y permite que ambos tengan oportunidad de desarrollarse plenamente. De igual manera, las excursiones o salidas familiares que las empresas fomentan también sirven para aumentar la participación de los trabajadores en su vida familiar.

Para reforzar la importancia de los horarios flexibles, el estudio “7 pasos hacia una inclusión consciente” de Manpower Group dio a conocer que el 42% de líderes encuestados considera que la flexibilidad laboral es la clave para contar con más mujeres en posiciones de liderazgo. Asimismo, el 33% aseguró que con mejores políticas se reduce el sesgo por género.

La licencia por maternidad es de 98 días en total, los cuales se dividen a la mitad entre el período prenatal y el postnatal. | Fuente: Shutterstock

¿Y el teletrabajo?

La Ley N° 30036 indica que el teletrabajo se caracteriza por el desempeño subordinado de labores sin la presencia física del trabajador, en la empresa con la que mantiene vínculo laboral a través de medios informáticos, de telecomunicaciones y análogos.

Si bien resulta una vía que promueve la participación de las madres trabajadoras en el ámbito laboral, no muchas empresas se han acogido a ella, ya que aún existen ciertos vacíos y limitaciones pendientes de revisión.

Algunos de los beneficios del teletrabajo son el equilibrio en la participación de hombres y mujeres en el ámbito laboral y familiar, así como menor estrés y flexibilidad horaria. Sin duda una opción que podría abrir las puertas hacia la igualdad de oportunidades.

Licencias por paternidad y maternidad

En nuestro país, hace poco más de un año la licencia por paternidad se amplió de 4 a 10 días, tras la promulgación de la Ley N° 30807. Además, esta incluye la posibilidad de extenderla hasta los 20 días para nacimientos prematuras y hasta 30 días en casos específicos como complicaciones graves en la salud de la madre, nacimiento con enfermedad congénito terminal o discapacidad severa.

En el caso de la mujer, la licencia por maternidad es de 98 días en total, los cuales se dividen a la mitad entre el período prenatal y el postnatal.

Sin duda la flexibilidad laboral aún es un tema pendiente en el país y antes de ser visto como un punto contraproducente, las empresas deben tener en cuenta que contribuye a un mejor desempeño del personal humano. Además, es esencial para que los padres y madres tengan las mismas oportunidades de criar a sus hijos y dedicarse por igual a las labores domésticas y familiares.

¿Qué opinas?