Francia detiene a cabecilla terrorista de ETA más buscado Ernesto Prat

Prat huyó a Francia tras una operación desarrollada durante el verano de 2008 por la Guardia Civil contra EKIN, organización del entorno político de ETA en la norteña región española de Navarra.

El presunto etarra Ernesto Prat Urzainqui, incluido en la lista de los terroristas más buscados desde 2008, fue detenido hoy por la Policía gala en su domicilio de la localidad vascofrancesa de Urruña, en la región de los Pirineos Atlánticos, confirmó hoy el Ministerio del Interior de España.

El detenido, nacido en la ciudad española de Pamplona (norte) el 25 de septiembre de 1978, es un conocido militante de la izquierda independentista vasca y llegó a ser número tres en 2007 en las listas de Acción Nacionalista Vasca (ANV), formación heredera de la ilegalizada Batasuna, brazo político de ETA.

Prat huyó a Francia tras una operación desarrollada durante el verano de 2008 por la Guardia Civil contra EKIN, organización del entorno político de ETA en la norteña región española de Navarra.

Tras su huida, la Policía y la Guardia Civil le incluyó en la lista de los terroristas más buscados junto a otros cuatro miembros de EKIN de los que se sospechaba que podrían haber pasado a engrosar las filas de la banda terrorista ETA.

Se trata de la cuarta detención de personas vinculadas a ETA desde la llegada al poder en España del Partido Popular (PP, centroderecha), en diciembre.

El pasado 14 de enero, las fuerzas de seguridad galas arrestaron en el norte de Francia a los presuntos etarras Jon Etxeberría Oiarbide, Íñigo Sancho Marco y Rubén Rivero Campo.

Los tres iban armados y a Etxeberría se le intervino diverso material utilizado en la elaboración de artefactos explosivos.

Un hecho que para el ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, demuestra que ETA está tratando de reconstruir su "aparato logístico" de forma "latente".

Por ello, Fernández Díaz ha apostado por no bajar la guardia hasta que ETA anuncie su definitiva y completa disolución.

Ayer mismo el ministro aseguró que la banda mantiene una estructura "en la clandestinidad" y además sigue guardando armamento y explosivos, según las informaciones de las que disponen los responsables de la lucha antiterrorista.

La banda terrorista ETA anunció el pasado 20 de octubre el "cese definitivo de su actividad armada", pero no su disolución ni la entrega de las armas en su posesión.

La organización terrorista hizo su anuncio un mes antes de la celebración de las elecciones generales en España (20 de noviembre) y después de declarar un alto el fuego en enero de 2011.

En sus cinco décadas de atentados, ETA ha asesinado a más de 850 personas, ha cometido decenas de secuestros y centenares de extorsiones a empresarios.

EFE