Hallan mansión de capo del narcotráfico en medio de favelas de Río

La lujosa residencia, utilizada como fortín por los jefes del tráfico de drogas y armas en los suburbios de Río de Janeiro, tenía piscina y sala de hidromasajes, informó la policía.

La Policía de Río de Janeiro encontró hoy una mansión construida por el supuesto narcotraficante Luciano Martiniano da Silva "Pezao" en medio de las favelas del Complexo do Alemao, ocupadas hoy por centenares de policías y militares.

La lujosa casa, incrustada en las empinadas lomas de la favela carioca, estaba vacía al momento de ser ocupada por agentes de la Policía Militar, que invadieron el lugar en busca del capo, apuntado como uno de los que ordenó la ola de violencia que completa ya una semana y ha dejado por lo menos 35 personas muertas.

Antes de huir, los ocupantes de la residencia destruyeron con tiros de ametralladora varios electrodomésticos, porcelanas y otros artículos de lujo con el propósito de que no fueran confiscados y después subastados, como es el procedimiento después de este tipo de operaciones.

La lujosa residencia, utilizada como fortín por los jefes del tráfico de drogas y armas en los suburbios de Río de Janeiro, tenía tres pisos, con sistema de aire acondicionado central, piscina, sala de hidromasajes, sauna y una discoteca privada, según la policía.

Las baldosas de los balcones y del acceso a la casa tienen el mismo diseño de la olas del mar que son características de las calzadas del turístico barrio de Copacabana.

Un cuadro pintado a mano con la imagen del joven cantante canadiense Justin Bieber fue encontrado en el lugar y llamó la atención de los agentes por la técnica de grafiti y pintura utilizadas en la obra.

En la operación para desalojar a los narcotraficantes del conjunto de favelas participan unos 2.600 hombres de las policías Militar, Civil y Federal, así como del Ejército, apoyados por helicópteros militares y blindados de la Armada.

Según la Policía Militar, los narcotraficantes que controlaban el lugar no ofrecieron la resistencia armada que se esperaba y prefirieron huir, lo que facilitó la toma del complejo de favelas por parte de las fuerzas del orden. EFE