Foto: RPP
La estadounidense Lori Berenson, quien desde 1995 cumplía una condena de 20 años por terrorismo en Perú, salió este jueves de la prisión de Lima gracias a la orden de una jueza que el martes pasado le otorgó la libertad condicional, comprobó un periodista de la AFP.

Berenson, de 40 años, condenada por integrar la guerrilla Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), salió de la prisión de mujeres de Santa Mónica de manera rauda, sin dar declaraciones, y montó a un auto conducido por su abogado y esposo, Aníbal Apari.

La estadounidense es madre de Salvador, de 1 año, quien vivió con ella todo el tiempo en la prisión y que fue evacuado, lejos de los medios, por los padres de Berenson, Mark y Rhoda, llegados el miércoles desde Estados Unidos.

"Estoy emocionado por ver a mi nieto", dijo Mark Berenson.

"Viva Perú", agregó en un difícil español, mientras los vecinos del edificio del distrito de Miraflores, donde su hija cumplirá la libertad condicional, gritaban toda clase de improperios contra los familiares y contra la misma prensa.

Pero a pesar de las voces furiosas por esta liberación, la decisión de la juez tiene toda la legalidad pues corresponde a un beneficio jurídico, algo que fue reconocido el miércoles por el presidente Alan García.

El edificio en que vivirá Berenson está enrejado y este jueves fue asediado por periodistas.

"Nos tienen presos acá adentro", se quejaba una vecina frente a la prensa que la mañana de este jueves esperaba a la entrada del edificio.

"En vez de tenerla presa a ella, nos tienen presos a nosotros", dijo a la AFP.

La indignación fue mayor cuando la propia Lori Berenson llegó al lugar.

La recién liberada ingresó rápidamente y sin hablar, en medio de un tumulto periodístico y el grupo de vecinos que gritaban "Terroristas, váyanse a su país" y "Yanquis, go home".

La ciudadana estadounidense fue condenada a 20 años por integrar la guerrilla guevarista MRTA, y debía salir de prisión en 2015, pero una jueza le concedió el martes pasado el beneficio de libertad condicional basándose en la buena conducta.

Concretamente, Berenson fue señalada de haber participado en 1995 en un fallido plan para tomar el Congreso de la República.

La libertad condicional generó tanta protesta y conmoción que el gobierno peruano podría decidir "en las próximas horas" expulsar a Berenson en vez de que cumpla sus cinco años de pena en Perú, dijo una alta fuente del gobierno peruano a la AFP.

"Es un tema que se está estudiando.

Ya el padre (del hijo de Berenson) autorizó la salida del niño", dijo la fuente, que requirió el anonimato.

La decisión de expulsar a la ciudadana recae en el Poder Ejecutivo, agregó.

Poco antes el ministro de Justicia, Víctor García Toma, dijo que se está analizando si hay algún impedimento legal para conmutar la pena a Berenson, a fin de expulsarla del país.

"La libertad condicional de Berenson es una situación desagradable para los ciudadanos por lo que debería de aplicarse esta fórmula de la expulsión", dijo el ministro.

Berenson, nacida en Nueva York, era la única estadounidense presa por delito de terrorismo en Perú.

Su caso se hizo conocido internacionalmente por la cruzada de sus padres en internet y medios de prensa de su país en favor de su liberación.

Mucho del odio que hoy se siente hacia ella se deriva de la imagen de televisión que la muestra, cuando fue detenida en 1995, justificando la lucha armada en Perú, en un momento en que el país era asolado por acciones violentas de parte del MRTA y de la maoísta Sendero Luminoso.

-AFP