Los niños amados y respetados en la infancia, crecen sanos de traumas

Dra. Gonzáles: "No es verdad que los padres castigan o corrigen cuando se portan mal… tampoco actúan como malas personas, sino es producto de la historia personal que arrastran".
Morguefile-SideShowmom

Las mujeres no deben dejarse maltratar, si una mujer tiene una pareja es porque quiere tener a alguien que comprenda su alma. Los seres humanos no tienen pareja solo para tener sexo, tener dinero o compañía, sino para que entienda sus ilusiones y proyectos. Así dio inicio la Dra. Carmen Gonzáles su programa De frente y sin máscaras, en RPP Noticias.

“Si vamos a tener a alguien para que nos ofenda, diga cosas feas, y seguir en eso, permitiéndolo, es porque entonces existe una enfermedad, que no proviene de la relación. Cuando en la infancia uno ha tenido sensaciones dolorosas, va a buscar lo mismo en la adultez. Hay una ley que dice que hay repetición compulsiva; por eso, las parejas adoloridas jamás deben dejarse golpear”, precisó Carmen Gonzáles.

En otro pasaje de programa, le respondió a un oyente que cuando una persona se ríe sin razón aparente, es porque en su infancia tuvo dolor y miedo al castigo; de ahí que aflore en él una sonrisa inmotivada, hecha costumbre, para engañarse a sí mismo que su vida es bonita, cuando en el fondo está llena de tristeza.

“Esa tristeza aflora en la vida adulta, cuando en la noche recuerda que de pequeño le castigaban y sonreía nerviosamente. ¿Qué otros llantos más grandes puede tener un niño que cuando le pegan o insultan? Es porque probablemente ha tenido un profundo dolor”, agregó.

“Cuando lloras es porque te vuelves a sentir niño, atacado. Ese llanto no es de pena, porque si ahora estuviera tu mamá golpeándote, tú podrías tener pena de tu situación; entonces lloras de rabia porque te sentías solo, no había quien te salvara, porque te sentías no querido, el más chiquito de la casa y no había salvación… pero ahora ya no hay eso. Si sigues sintiendo como un niño, es cuando tienes que hablarte y decirte, ‘¿por qué sigo llorando si ya soy un adulto? Estoy llorando de cólera por lo que me pasó”.

“Así como uno no puede deshacerse del miedo, la madre tampoco puede liberarse de la rabia. El pasado no se puede arreglar, pero si comprendemos la historia o antecedentes de nuestros padres, lo que también sufrieron en su infancia, podremos comprender su actitud hacia sus hijos”, explicó la especialista.

Además, cuando a una niña la golpean, se queda con la rabia guardada, y es porque no le enseñan lo principal del ser humano, que es tolerar, a no descargar. Esto es porque la generación anterior le tenía rabia a sus padres y ellos descargaban su ira sobre sus hijos. “No es verdad que los padres castigan o corrigen cuando se portan mal, sino que actúan como reptiles, sacan la garra. No actúan como malas personas sino es producto de la historia personal que arrastran”.

A ello agregó que los padres son responsables de entrenar a los hijos de sentir miedo cuando son golpeados. “Por el miedo no se aprende nada, el niño obedece y después se deja maltratar más tarde y odia a los padres, no se hace respetar. Al niño o niña no se les debe golpear, porque eso es actuar como un animal, es hacerles sentir que no valen nada. Ningún niño que ha venido con miedo y odiado al padre o a la madre, debe sentirse culpable, sino empezar a comprenderlos por cómo fueron criados”.

“Hay que curarse de ese miedo, porque eso significa odio, también. Eso hay que sacarlo, ya pasó, ya eres una persona adulta, y eso debe servirte para cuando eduques a tus hijos”, reforzó la conductora del programa De frente y sin máscaras.

La Generación Net
Más adelante comentó que, según una investigación de la psicóloga Ximena Castro, la Generación Net es de aquellos adolescentes que andan pegados a la internet. “Cada día se ven asesinatos, violaciones, suicidios, vandalismo cometidos por adolescentes, y cada vez más tiernos. Este fenómeno no está siendo comprendido ni por los padres, los maestros ni el Estado”, comentó.

“Si los dejamos y no los ayudamos, comprendiéndolos, estamos poniendo en riesgo su condición humana. Los chicos se están animalizando. Tenemos que ayudarlos a que se entiendan, porque la vida la están viviendo sin encontrarle un sentido; porque en esta sociedad de consumo, donde todos los días les ofrecen productos de marca, hacen que ellos se pasen deseando cosas, y cuando no las tienen, sienten envidia, quieren arrancarlas o robarlas a los demás”.

“Estas transformaciones hacen que los adolescentes se sientan mal si es que su cuerpo no está vestido como le dice la propaganda”. Por estas razones victimizan su cuerpo poniéndose las ropas de marca, con el peso y musculatura que le dicen debe tener, y por eso lo someten al hambre o la comida en exceso, se operan o se someten a implantes… en otros casos, se inclinan hacia el alcohol y las drogas”.

“¿Y qué pasa cuando no pueden conseguir lo que les ofrecen? Se sienten vacíos y no saben a dónde ir. Muchos para vivir necesitan emociones sexuales, hacen sus fiestas para sentirse vivos. Organizan fiestas donde las chicas se pintan la boca de colores para dejar su huella en el pene de los chicos. El chico que tiene más colores en el pene gana. ¿Qué hacer?, ¿cómo prevenir esto?”.

Recomendó a los padres y madres comprender a sus hijos e hijas, quererlos de  una manera diferente y no como ellos quieren. “No todos los chicos llegan a esto, porque cuando son amados en la infancia, son respetados, y se les ha enseñado con el ejemplo y la tolerancia, vivirán una adolescencia sana y libre de traumas”, finalizó.

Escucha aquí el programa completo del viernes 21 de noviembre.

*************
De frente y sin máscaras, de lunes a viernes a partir de las 21:00 horas, con la conducción de la Dra. Carmen Gonzáles por RPP Noticias. Visita nuestra página en Facebook.
*************
Si deseas participar en el programa, comunícate al 2150200 (anexo 2434), de 4:00 a 6:00 de la tarde para que se tomen tus datos.
*************
Producción y redacción: Amelia Villanueva Ramirez