RPP

Evitar quedarse dormido en la playa, sobre todo si no se ha aplicado bloqueador en el cuerpo, así como no llevar a los niños menores de dos años, son algunas de las recomendaciones que deben adoptar los bañistas en el verano para cuadros de insolación severos y hasta cáncer de piel por la excesiva exposición a los rayos solares.

Catya López Ampuero, experta en cuidados de la piel de la Liga Peruana contra el Cáncer, explicó que el quedarse dormido en la playa, sin usar una capa generosa de bloqueador, puede generar en la persona una fuerte insolación o quemaduras de riesgo.

"Esto implica un riesgo a largo plazo de contraer cáncer de piel, por cuanto la radiación genera un daño acumulativo. Esto no significa que este verano se desencadenará un cáncer, pero si se repite esta rutina siempre puede en un futuro desarrollarse este mal", dijo.

Para las personas que llegaran a sufrir una insolación se recomienda aplicarse sobre la piel dañada gel de aloe vera, al igual que cremas para mantener la zona hidratada.

Asimismo, no bañarse con agua caliente, tampoco usar prendas de vestir ajustadas, evitar nuevamente exponerse a la radiación solar extrema y, de todas maneras, acudir al dermatólogo.

Niños menores

Otra de las recomendaciones es evitar llevar a los niños menores de dos años a la playa, debido a que su piel es demasiado sensible y delicada, pero en caso de hacerlo la exposición al sol debe ser mínima.

"Los niños tienen una piel muy sensible, pero en caso de llevarlos a la playa las medidas de protección deben ser extremas como el uso de regular cantidad de bloqueador", apuntó.

Andina