Aún hace bastante calor y como todos sabemos el  sol, la humedad y el calor excesivo pueden causar problemas complicados en los perros y debemos cuidar bien su alimentación y tratar de mantenerlos frescos.

 

Para que se sientan frescos hay que bañarlos continuamente con el fin de enfriar su cuerpo. Si los quiere sacar a pasear el mejor horario es en la mañana temprano, o en la noche cuando desciende la temperatura, según mascotas.com

 

Algunos consejos:

 
Darles la comida en la mañana bien temprano o a la noche.

Servirles porciones pequeñas

Mantener el agua fresca y limpia. Cambiarla varias veces al día.

Evitar las salsas, los picantes, los dulces y los restos de comida

Ofrecerles huesos con carne. Siempre controlar que sean más grandes que su boca para que no se los traguen.

 

No olvide, siempre deben tener agua fresca  y sombra