Esta semana, Irán cumplió sus amenazas y, por primera vez, violó el pacto nuclear al exceder por una pequeña cantidad sus existencias de uranio enriquecido. | Fuente: EFE

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, amenazó este domingo a Irán con más sanciones por haber roto los límites de enriquecimiento de uranio fijados en el acuerdo nuclear de 2015 y destinados a evitar que Teherán desarrolle una bomba atómica. En un mensaje en la red social Twitter, Pompeo afirmó que "la última expansión del programa nuclear de Irán llevará a más aislamiento y más sanciones".

"Las naciones deben restaurar el estándar mantenido durante largo tiempo que fijaba que Irán no podía enriquecer (uranio) dentro de su programa nuclear. El régimen de Irán, armado con armas nucleares, representaría un peligro aún mayor para el mundo", manifestó el titular de Exteriores.

Irán comenzó este domingo a enriquecer uranio a una pureza superior al 3,67 %, al expirar el ultimátum de 60 días que las autoridades de Teherán habían dado a los signatarios europeos del acuerdo para compensar el impacto de la retirada unilateral de ese pacto por parte de Estados Unidos.

Irán y las seis grandes potencias mundiales (Francia, Reino Unido, Alemania, China, Rusia y EE.UU.) alcanzaron un histórico acuerdo en 2015 por el que Teherán se comprometía a limitar su programa nuclear a cambio de beneficios económicos y el levantamiento de sanciones por parte de Washington. En mayo de 2018, el presidente estadounidense, Donald Trump, retiró a su país del pacto y, como resultado, ha vuelto a imponer sobre Irán todas las sanciones que habían sido retiradas.

Fotografía de archivo realizada el 21 de agosto de 2010 que muestra la planta nuclear de Bushehr en el sur de Irán. | Fuente: EFE

Frente a ello, los europeos se comprometieron a garantizar los beneficios económicos del acuerdo para Irán e intentaron crear un mecanismo llamado "Apoyo al intercambio comercial", destinado a sortear las sanciones de Washington para facilitar el comercio con Teherán. Irán cree que ese mecanismo es positivo, pero insuficiente.

Por eso, en mayo, cuando se cumplía un año de la salida de EE.UU. del acuerdo, el presidente iraní, Hasán Rohaní, dio un ultimátum de 60 días al resto de países firmantes (Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania), al advertirles de que Irán iba a comenzar a violar el pacto si no le garantizan sus beneficios económicos.

Esta semana, Irán cumplió sus amenazas y, por primera vez, violó el pacto nuclear al exceder por una pequeña cantidad sus existencias de uranio enriquecido. Ahora, lo que ha hecho Irán es comenzar a superar el nivel de uranio enriquecido, cuyo máximo fue fijado en 3,67 % en el pacto nuclear.

A pesar de esas violaciones, Irán está muy lejos de desarrollar una bomba atómica, ya que como resultado del acuerdo exportó el 98% de sus reservas de uranio enriquecido e inutilizó llenando de cemento el reactor de agua pesada de Arak, que sería clave en el hipotético desarrollo de armamento nuclear.

(Con información de EFE)


¿Qué opinas?