Aludes dejan al menos 300 muertos en Uganda

Las avalanchas de barro fueron ocasionadas por fuertes lluvias acaecidas en los últimos días en el país centroafricano.
Foto:EFE

La naturaleza sigue ocasionando desastres en diversas partes del mundo. Esta vez ocurrió en Uganda, país africano azotado por cruentas guerras civiles y que en estos dos últimos días ha sufrido la pérdida de al menos 300 personas debido a los fuertes aludes de barro ocasionados por las lluvias.

Según las autoridades locales que gestionan labores de rescate en la región de Bududa, ubicada a 300 kilómetros al este de la capital Kampala, la situación es trágica debido a que los deslizamientos sepultaron poblados enteros, haciéndose muy complicadas las operaciones de recuperación de los cuerpos y búsqueda de sobrevivientes.

"Todas las casas están destruidas (..) la situación es terrible. Intentamos rescatar a las personas, pero no tenemos equipos para desenterrar a las personas sepultadas", dijo Wilson Watira, funcionario del Estado ugandés.

Las últimas informaciones proporcionadas por el gobierno de ese país detallan que al menos unas 10 mil personas han resultado afectadas debido a la destrucción total de sus viviendas junto con sus cosechas y ganados.

Asimismo, durante el día se informó sobre la desaparición de un total de 60 niños, quienes se refugiaron juntos en un centro sanitario que fue arrasado por un alud y hasta el momento no se sabe su paradero.