David Datuna
Un hombre se come una obra de arte de US$ 120,000: un plátano pegado a la pared. | Fuente: AFP

Un artista sorprendió a todos cuando se comió el plátano pegado a la pared con cinta adhesiva, que era en realidad la obra del artista italiano Maurizio Cattelan, titulada “Comedian”, a pesar de que esta ya había sido vendida a un coleccionista francés por 120 000 dólares.

David Datuna es el artista natural de Georgia, quien sin temor peló el plátano que era parte de la pieza de arte y se lo comió frente a decenas de personas que lo observaban sorprendidos, este último sábado. El artista está lejos de sentirse arrepentido.

“No fue vandalismo, fue una performance de arte mía y no me arrepiento”, aseguró Datuna durante una conferencia de prensa realizada ese lunes.

Pero el hombre no despreció la obra del artista, pues consideró que Cattelan era uno de los artistas más “top” del mundo. Al ser consultado sobre cómo era posible que opinara esto si se comió su obra, el artista insistió en que no consideraba que la performance despreciara el trabajo del otro artista, pues creía que la idea era genial.

“En este caso, no es como si me hubiera comido el arte. Como dijo la galería, no es un plátano, es un concepto y yo me comí el concepto del artista. Entonces, pienso que es genial, divertido y de eso se trata”, explicó y añadió que planificó comerse el plátano por la mañana, para satisfacer su necesidad de potasio.

“Llamaría a esta performance ‘Hombre hambriento’, porque tenía hambre y solo me la comí”, dijo y agregó que esta era la manera en la que dos artistas se comunican entre ellos, a través del arte.