Foto: Efe

El hombre que disparó indiscriminadamente en el interior de una estación de metro de Ciudad de México, causando la muerte de dos personas y heridas a ocho más, tiene las facultades mentales suficientes para enfrentar un proceso penal y podría ser condenado a hasta 50 años, dijo la fiscalía local.

El procurador (fiscal) general de justicia del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, afirmó en declaraciones a la prensa que el atacante, Luis Felipe Hernández Castillo, de 38 años, será presentado hoy ante un Juzgado acusado del delito de 'homicidio calificado', por lo que podría enfrentar una pena de '20 a 50 años' de prisión.

Mancera explicó que los estudios psicológicos a los que fue sometido el homicida prueban que el hombre 'presenta incongruencias'.

Sin embargo, señaló que tres especialistas han determinado que se trata de 'una persona que cuenta con la capacidad suficiente como para comprender el hecho', por lo que será procesado.

Las leyes mexicanas establecen que si una persona comete un delito sin estar en pleno uso de sus facultades mentales por problemas sicológicos, el crimen es "inimputable" en su contra, por lo que debe recibir atención médica especializada.

Las autoridades capitalinas registraron la habitación de hotel en la que el agresor, un agricultor del estado de Jalisco, se hospedaba en Ciudad de México y encontraron 'documentos que hablan del calentamiento global' y de 'manifestaciones en contra de los gobiernos', dijo el fiscal.

Durante los interrogatorios, Hernández Castillo, veterinario de profesión, dijo que vino a la capital mexicana a difundir sus ideas para que toda la humanidad estuviera prevenida sobre los efectos negativos de los gobiernos para el cambio climático.

Durante el ataque, que fue filmado por las cámaras de seguridad de la estación de metro, perdió la vida un agente de policía y un albañil que intentó desarmar al asesino.

Seis de los ocho heridos han sido ya dados de alta, y sólo uno de los lesionados se encuentra grave de salud.

-EFE