El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko
El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, mantiene una postura a favor de su aliado Rusia | Fuente: Europa Press | Fotógrafo: PRESIDENCIA DE BIELORRUSIA

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, ha ordenado a su ministro de Defensa, Viktor Jrenin, la creación de una "milicia popular" en una decisión que responder a la situación de seguridad que vive Europa del Este en el marco de la guerra en Ucrania.

"Este tema es muy importante. Lo principal es que tenemos gente y armas para esto. De hecho, el número de defensores de nuestro país puede aumentar significativamente. Esto es de gran importancia en la situación actual y sería adecuado para el caso de que alguien viniera a nuestra tierra", ha apuntado Jrenin ante un grupo de periodistas.

En este punto, Jrenin ha hecho alusión a la compleja situación político-militar de Bielorrusia, nación afín a Rusia y a través de la que Moscú habría desplazado sus tropas para ingresar en Ucrania en los primeros compases de la guerra.

"La defensa territorial puede tener un efecto decisivo en un conflicto armado. Porque los ejército ganan las batallas y los pueblos ganan la guerra", ha defendido el encargado de las funciones de Defensa, según recoge la agencia bielorrusa de noticias Belta.

El anuncio se ha dado en el marco de una reunión de carácter militar a la que ha acudido Lukashenko para conversar con los jefes militares de las diferentes zonas de defensa territorial del país europeo.

El encuentro ha tenido como objetivo principal aumentar el nivel de conocimiento de los participantes en materia de operaciones conjuntas de tropas en los conflictos armados actuales y mejorar las habilidades de estos en el uso de material armamentístico.

Restringe una frontera con Ucrania

Por otro lado, las autoridades de Bielorrusia han anunciado este viernes que, entre el 1 de junio y el 31 de agosto, queda restringido el acceso de ciudadanos a la franja fronteriza con Ucrania.

El Comité Estatal de Fronteras ha señalado que la medida se ha tomado "para garantizar la seguridad" y que atañe a los distritos de Bragin, Loevski y Joiniki, todos ellos en la región de Gómel, según recoge la agencia de noticias bielorrusa Belta.

Sin embargo, las autoridades bielorrusas han detallado que esta medida no afecta a los empleados que trabajan en la zona y que participan en labores de protección fronteriza.

Además, durante este período, se suspenderá también la emisión de pases a la franja fronteriza de los territorios anteriormente mencionados.

Esta medida se da apenas unos días después de que el Gobierno ucraniano haya denunciado que el Ejército de Rusia había dispuesto una serie de misiles 'Iskander' precisamente en la zona fronteriza entre Bielorrusia y Ucrania.

En lo relativo a la guerra, Bielorrusia se ha perfilado como una nación afín a las decisiones de Moscú, e incluso facilitó durante los primeros compases del conflicto el ingreso de tropas rusas a Ucrania a través de su propio territorio.

(Con información de Europa Press)

NUESTROS PODCASTS:

-'Las cosas como son': Aprender a hacer la paz, por Fernando Carvallo